Publicado el

Válvulas de riego para jardín ¿Cuál elegir?

Válvula manualFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Si tu vivienda habitual o segunda residencia cuenta con jardín, sabrás que es necesario cuidarlo y mantenerlo para que el césped luzca sano y esplendoroso y que eso no siempre es tarea fácil.  Cuidar el terreno para que no tenga una humedad excesiva, regar el césped, cortarlo cada cierto tiempo, eliminar las “malas hierbas” para que no crezcan a su antojo,… son algunas de las tareas que hay que realizar y que muchas veces dependerán de la persona que se ocupe de su cuidado y del tiempo que dedique. Es por ello que uno de los aspectos más importantes es el riego.  

En esta ocasión nos centraremos en el riego de un pequeño jardín, como puede ser el de un chalet o adosado que cuenta con unos metros de césped natural. En estos casos, lo más habitual suele ser recurrir a sistemas de riego manuales, que constan de una válvula manual, una manguera y un enrollador de manguera en función de los metros de ésta.

A la hora de decantarse por esta opción por ser una de las más económicas y prácticas para ocuparse del regado del jardín, es necesario conocer un poco más sobre las diferentes posibilidades que nos ofrecen las válvulas para mangueras. Conocerlas un poco más nos ayudará a elegir la válvula más adecuada a nuestras necesidades y a la de nuestro jardín.

El uso de válvulas ayuda a controlar la presión y el caudal de agua. Existen válvulas manuales y automáticas. En función de la extensión del jardín elegiremos unas u otras. Con las válvulas automáticas o electroválvulas existe mayores opciones de control sobre el riego en cuanto a posibilidad de programar las horas de regado, cantidad de agua, etc. y también su instalación es más costosa. Por lo tanto, y en nuestra opinión, decantarse por un tipo de válvulas u otras dependerá del  tipo de jardín que tengamos, puesto que no será rentable instalar un sistema de riego-automático en un pequeño jardín.

¿Qué tipo de válvula manual elegir?

Por tanto, nos centraremos en las válvulas manuales mostrando una serie de características a tener en cuenta para elegir las que necesitemos:

Válvula manual de riego

Las válvulas manuales tienen un funcionamiento sencillo,  abrir o cerrar el paso del agua es su función. Encontramos diferentes tipos de válvulas: de esfera, con palanca o palomilla, de salida única, de doble salida…aspecto importante ya que dependiendo de la válvula de riego que usemos necesitaremos un tipo de boquilla u otra.

  • ¿Contamos con una sola salida de agua o varias? En función de ello, podremos acoplar una o dos mangueras. Es un aspecto a tener  en cuenta en caso de que el jardín disponga de  parte delantera y parte trasera, ya que partiendo de una sola toma de agua se pueden acoplar dos mangueras, o tener una salida directa de agua y una manguera.
  • En función del entorno, playa o ciudad, montaña, etc. Tenemos diferentes tipos de materiales, latón, inoxidable, para adaptarse a los entornos más corrosivos y más afectados por las inclemencias del tiempo. Incluso también para las zonas más heladas. Por ejemplo, el sistema Anti-hielo (3060F) de Genebre permite que la esfera quede libre de agua y el hielo no obstruya el paso interior de la válvula de manguera.

Genebre dispone de una gran variedad de válvulas para jardín,  todas ellas incluidas en el catálogo de línea hidrosanitaria recientemente actualizado. Consulta el catálogo 2016 en http://www.genebre.es/catalogo

Artículo patrocinado por:

Genebre

 

 

 

www.genebre.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *