Publicado el

Una nueva alternativa: refrigeración a través de paneles solares

sistema-refrigeracion-solar

Los cambios que se experimentan en el ámbito de la climatización no cesan. Al igual que en otros campos, la innovación y la investigación no cesan, y eso genera que nuevos sistemas e ideas aparezcan cada año. El cambio de conciencia en lo referente a la materia de medio ambiente también tiene influencia directa en estas innovaciones, ya que se comienza a apostar, ya casi como norma, por tecnologías sostenibles y eficientes. Por lo tanto, aunando todas estas características, hoy presentamos un sistema de refrigeración que funciona a través de paneles similares en aspecto a los paneles solares que ya conocemos, pero con un funcionamiento diferente.

El sistema Radicold

El sistema presentado, llamado Radicold, es un innovador sistema de refrigeración a base de agua capaz de proporcionar refrigeración por radiación diurna. Se puede adherir a cualquier construcción a bajo coste, y podría aumentar la eficiencia de las plantas de generación energética de todo el mundo. Esta idea ha sido desarrollada en la Universidad de Colorado, en Boulder y Wyoming, y ya ha sido dimensionada con éxito para una extensión de 13 metros cuadrados. Gracias a los materiales de enfriamiento radiativo orgánico-inorgánico y a baja necesidad de superficie útil, Radicold podría postularse como una forma de conseguir aire acondicionado natural, por ejemplo, en las viviendas unifamiliares, sin casi consumo de electricidad.

Particularidades del sistema

Funcionamiento

A simple vista, el sistema puede parecer similar a las instalaciones de placas solares fotovoltaicas o térmicas. Pero el funcionamiento del sistema que tratamos hoy no tiene nada que ver con estos otros. Los paneles de Radicold son capaces de refrigerar porque, en primer lugar, cuentan con un sistema que repele casi totalmente la radiación solar. A su vez, ese mismo material también tiene la propiedad de que permite radiar los rayos infrarrojos, permitiendo que el calor del interior salga al ambiente. Por lo tanto, permite que el fluido que pasa a través de los paneles pierda calor incluso bajo la radiación solar, ya que esta es repelida. De esta forma el fluido se enfría y se utiliza en el hogar para extraer el calor, refrigerándolo.

Ensayos realizados

Para asegurar su funcionamiento, los investigadores realizaron ensayos con su sistema al aire libre en una variedad de condiciones climáticas, incluyendo viento, precipitación y humedad. En los experimentos realizados durante el final del verano del 2017, el sistema mantuvo un recipiente de agua cubierto por el metamaterial aislante algo más de 10ºC más frío que la temperatura ambiente durante las horas de mayor radiación solar.  Por lo tanto, probaron que el sistema era capaz de soportar bien las altas temperaturas para poder refrigerar.

Control y almacenamiento

Los científicos también han dotado al sistema de un elemento de programación dinámica en su tecnología, anticipando que las edificaciones como las oficinas pueden tener una demanda limitada o nula de enfriamiento durante la noche. Tal y como plantean los investigadores, se podría agregar una unidad de almacenamiento en frío al sistema, y, de esta forma, refrigerar un fluido como el agua durante la noche, almacenarlo, y permitir que se recupere durante el día siguiente para aliviar los periodos de máxima demanda de frío.

Futura comercialización

Tal y como aseguran sus creadores, han construido “un módulo que se desempeña en situaciones prácticas del mundo real”. Es decir, que su utilización en hogares unifamiliares, empresas, centrales eléctricas, servicios públicos municipales o instalaciones de centros de datos no estaría para nada lejos. Tal y como aseguran, ya son capaces de producir este material a bajo coste y por “rollos”, por lo que esto lo hace viable para asequible y fácil de transportar. Su fácil instalación, y la posibilidad de aplicar este material directamente sobre el elemento constructivo, como puede ser un tejado, también augura un futuro prometedor para la idea.

Todas las piezas parecen bien dispuestas en el tablero para que el sistema Radicold se haga un hueco en el mercado. Pero veremos si puede competir con los sistemas de aire acondicionado y refrigeración eficientes modernos, y si la idea consigue aplicarse con éxito en los casos reales.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de