Publicado el

¿Cuál es la temperatura ideal en la oficina?

Temperatura ideal en la oficinaFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

En ocasiones conseguir la temperatura ideal en la oficina se convierte en un auténtico calvario. En invierno, las quejas se refieren al excesivo calor que se produce en el interior de los edificios, en verano, al contrario al frío excesivo de los equipos de aire acondicionado. Lo que si es seguro es que son necesarias unas mínimas condiciones de climatización y circulación del aire para conseguir confort térmico en los espacios interiores, y aunque no se consiga que todos en la oficina estén de acuerdo en cuál es la temperatura ideal, si que las condiciones térmicas de la oficina sean las más favorables para todos.

Pilar Armendáriz de Ciriza es especialista en Ingeniería Ambiental y en su estudioEvaluación del Bienestar Térmico  en locales  de trabajo cerrados mediante los índices térmicos PMVy PPD” elaborado por el Centro Nacional de Nuevas Tecnologías del INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo)  afirma que “aunque no sea posible especificar unas condiciones termohigométricas que satisfagan a todas las personas , éstas si deben de satisfacer  a un gran porcentaje de personas” ya que el objetivo final es el de  tratar de mantener una temperatura de confort y saludable en el interior de los edificios para el mayor número de personas.

Por tanto, para garantizar el bienestar térmico en los lugares de trabajo hay que tener en cuenta tanto los factores subjetivos,  los referentes a características fisiólogicas y psicológicas de la persona como los factores objetivos, que se refieren a las  condiciones termohidométricas del ambiente, ropa del individuo y actividad física que se realice en el lugar de trabajo.

Pasamos a repasar cuáles son las condiciones térmicas que marcan los diferentes Institutos y Reglamentos en los lugares de trabajo:

Temperatura ideal según INSTH

Según el INSTH la temperatura ideal en el trabajo es de entre 17 y 27 grados cuando se realizan trabajos sedentarios y entre 14 y 24 grados cuando el trabajo requiere más actividad física. No sólo la temperatura, para alcanzar un mayor grado de confort térmico también intervienen factores como el grado de humedad y la circulación del aire.

Temperatura ideal según RITE

Por otro lado, encontramos lo que recoge el Real Decreto 107/2007 de 20 de julio por el que se aprueba el RITE, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios que tiene que ver con la normativa legal en prevención de riesgos laborales  (art.1 Ley 31/1995 de PRL) que es la que establece los valores de consigna para diseñar las instalaciones térmicas de los edificios. En España, el RITE Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios en su actualización de 2009 (RD1826) fijaba la temperatura del aire acondicionado de oficinas (locales administrativos, comerciales y de pública concurrencia) en un mínimo de 26 ºC, con una humedad relativa de entre el 30% y el 70%. De hecho, concretaba la temperatura ideal tanto en verano como en invierno.

Estación Temperatura operativa ºC Humedad relativa %
Verano 23…25 45…60
Invierno 21…23 40…50

Temperatura ideal según IDAE

El IDAE, Instituto para la Diversificación y el Ahorro, recomienda fijar el aire acondicionado en no menos de 26 grados y evitar mantener puertas o ventanas abiertas para eliminar pérdidas de energía que conllevan consumos más elevado. También recuerda que por cada grado que se disminuye la temperatura del aire acondicionado se incrementa en un 8% el consumo de energía.

Temperatura ideal en verano

Se podría decir que la temperatura ideal en verano para garantizar confort en un espacio interior oscila entre valores de temperatura entre 23 y 27 grados, y hay que tener en cuenta que la diferencia de temperatura respecto al exterior no supere los 12 grados, ya que por encima de esos valores se produce un salto térmico que puede generar malestar e incluso afectar a la salud.

No es recomendable programar el aire acondicionado a una temperatura muy baja, ya que si entre la temperatura ambiente y la temperatura de consigna (la programada en el aire acondicionado) hay mucha diferencia forzamos al equipo haciendo que consuma más energía y generando una situación de falta de confort. Es preferible un enfriamiento progresivo de la estancia y marcar una temperatura de consigna más baja para conseguir mayor confort.

Temperatura ideal en invierno

La temperatura ideal de calefacción en un espacio cerrado está entre los 19 y 23 grados de temperatura y hacer trabajar por encima de estos valores la calefacción repercutirá en un mayor consumo de energía y en disconfort térmico, ya que esto incluye en el sobrecalentamiento de habitaciones, sequedad del ambiente,etc,…

Así mismo, es importante garantizar unos niveles adecuados de humedad y de circulación del aire. No olvidemos, la importancia de ventilar para tener una óptima calidad del aire.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*