Publicado el

Techos verdes para reducir el consumo de energía en los edificios

Techo verde en el edificio Idom de BilbaoFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Los beneficios de los techos verdes en las ciudades son múltiples, ya que generan beneficios económicos y ecológicos. Por un lado, sirven para reducir el consumo de energía del edificio donde se ubican: mejoran la climatización del edificio, absorbiendo parte del calor del sol y ayudan a aislar el edificio, obteniéndose así un gran ahorro energético y económico. También retienen el agua de la lluvia y aíslan al edificio del ruido exterior.

Desde el punto de vista ecológico, además de mejorar el paisaje urbano, consiguen reducir el dióxido de carbono del aire y oxigenar el aire de forma natural. La instalación de jardines y/o huertos en las azoteas o techos de los edificios es una manera de recuperar estas zonas muertas de la ciudad y otorgarle un papel importante en la regeneración de las ciudades como espacios urbanos más saludables.

Países que promueven los techos verdes

A mediados de 2012 la ciudad canadiense de Toronto aprobó una ordenanza por la que todos los edificios de más de 2.000 metros cuadrados debían acondicionar sus azoteas como techos verdes. Esta medida hizo que en Toronto más de 2 millones de metros cuadrados se acondicionaran como azoteas verdes, obteniendo así beneficios medioambientales y a nivel energético, consiguen reducir el consumo de energía en los edificios, además de un gran ahorro energético y medioambiental.

Copenhague, una de las ciudades del mundo pionera en sostenibilidad y uso de energías renovables, ha aprobado una ley que obliga a tener espacios verdes en las azoteas de los nuevos edificios que se construyan, con el objetivo de mejorar el hábitat y ahorrar consumo de energía. Copenhague tiene ya aproximadamente 20.000 metros cuadrados de “techos verdes”. Para 2025 la capital de Dinamarca tiene como objetivo ser una ciudad neutra en emisiones de carbono y promover la creación de azoteas verdes es una de las medidas para ayudar a oxigenar la contaminación generada por el transporte. Con la aprobación de esta nueva ley se prevé que la superficie de techos verdes aumente unos 5.000 metros cuadrados por año.

Y no sólo Toronto y Copenhague,…Recientemente, Francia ha aprobado una ley que, por ahora solamente afecta a los establecimientos comerciales de nueva construcción, y que trata a través de medidas de eficiencia energética y aplicación de energías renovables de reducir el consumo de energía en la edificación.

Barcelona, ciudad pionera en España

El año pasado el ayuntamiento de Barcelona adoptó un plan de ayudas a la Rehabilitación de edificios entre las que se encuentra una medida para impulsar el uso medioambiental, energético y comunitario de las azoteas de la ciudad.Según los cálculos elaborados por el consistorio catalán el 67% de los terrados de los edificios son susceptibles de ser utilizados, en total, unas 1.700 hectáreas que pueden ser reconvertidas en jardines y huertos aportando múltiples beneficios a la ciudad.

La renaturalización y rehabilitación de la capital catalana es un objetivo del Ayuntamiento promovido por Hábitat Urbano y siguiendo la línea del Plan del Verde y la Biodiversidad de Cataluña. Además de la recuperación de azoteas como espacios verdes, también se han aprobado una línea de subvenciones para la mejora de la eficiencia energética en edificios: aislamiento de cubiertas, iluminación, instalación de placas solares,…con ayudas de hasta el 50 % del proyecto, (con un tope de 60.000 euros) del coste total del proyecto si incluye medidas de ahorro energético.

Barcelona, con estas medidas para el aprovechamiento de las azoteas como espacios verdes, se convierte en un ejemplo de sostenibilidad en las ciudades, convirtiendo la ciudad en un espacio más habitable y saludable para sus habitantes y sirviendo de modelo para futuras aplicaciones en otras ciudades.

En España hay otros ejemplos de empresas y edificios públicos que ya están aprovechando las ventajas de los techos verdes para reducir el consumo de energía en los edificios. El caso del edificio Idom en Bilbao (en la foto) y la ampliación y rehabilitación energética llevada a cabo  en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria son un buen ejemplo de ellos. Este edificio cuenta con un jardín vertical que reporta grandes beneficios a la ciudad, mejorando su paisaje urbano y la calidad ambiental.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Un comentario en “Techos verdes para reducir el consumo de energía en los edificios

  1. El plan verde, sobre todo en la ciudad condal, deja mucho que desear en cuanrto a puesta en marcha. Se han aplicado partidas y emitidos interdictos, pero poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*