Publicado el

Semana Europea de la Pobreza Energética

Semana europea de la Pobreza Energética

La Semana Europea de la Pobreza Energética se celebra del 17 al 22 de febrero con el objetivo de poner el foco en esta problemática que afecta a aproximadamente a un 11% de hogares españoles  que son incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante el invierno, (unos 5,1 millones de ciudadanos).

Según explica ACA, la Asociación de Ciencias Ambientales,  a través de su página web,  la celebración de la Semana de la Lucha contra la Pobreza Energética conmemora la tercera y última de las extraordinarias oleadas de frío que recorrieron Europa en febrero de 1956. Durante ese mes, Europa soportó unas heladas excepcionales y un frío intenso durante casi un mes, completando el invierno más duro en Europa y España desde que existen registros.

Este invierno también está siendo especialmente frío y junto a los precios elevados de la energía, con un incremento del 73% en el precio de la electricidad desde 2014 y del gas en un 67 %, y una calidad insuficiente de la vivienda, que se caracteriza por un mal aislamiento, se suma el problema de los bajos ingresos en el hogar, que se traduce en que al incrementarse el gasto medio en energía, muchas familias se encuentran con

a) impagos de las facturas energéticas. (Un 8% de los hogares españoles se retrasaron en el pago de las facturas en 2014: 4,2 millones de personas).

b) una temperatura inadecuada en las viviendas por no poder encender la calefacción, por tanto, estas personas padecen condiciones insalubres en sus viviendas.

Todos estos factores, son los que sumados pueden derivar en lo que se conoce como pobreza energética. Como recuerdan desde ACA,  cualquier consumidor puede convertirse en un consumidor vulnerable, por lo que conviene conocer los mecanismos que se han acordado para paliar este tipo de situaciones de vulnerabilidad: bono social, tarifa de ultimo recurso,la imposibilidad de cortar el suministro eléctrico por impago, etc,…medidas que se han aprobado mediante Decreto Ley y que tratan de proteger los derechos de los consumidores que se pueden encontrar en esta situación.  Si perteneces a uno de estos colectivos: familia numerosa, pensionista, víctima de violencia de género, pensionista, miembro en la familia con discapacidad mayor del 33% puedes solicitar el bono social para obtener descuento en el consumo eléctrico.

Cómo evitar la pobreza energética

Si no eres un consumidor vulnerable, pero sí estás dentro de ese porcentaje de españoles que dedican más de un 10% de su renta a pagar las facturas eléctricas, te interesará reducirla. ACA propone una serie de recursos y servicios con los que el consumidor final puede reducir su factura, todos ellos enfocados a la mejora de la eficiencia energética y al ahorro energético, a hacer un uso responsable y coherente de los recursos.

El primer punto es conocer el consumo energético que se produce en tu vivienda. ¿Cuánta energía necesita mi vivienda para alcanzar una temperatura de confort? ¿Qué sistemas de suministro utiliza?. Los niveles de eficiencia energética del edificio,  ventanas, aislamiento, sistemas de calefacción, electrodomésticos, etc, … influyen directamente en el consumo energético que se produce en la vivienda. Si sabemos qué sistemas (climatización, iluminación, ) son los que más consumen, o identificamos que por ejemplo el nivel de aislamiento de la vivienda es inadecuado, podremos establecer medidas para reducir el consumo de energía.

El segundo punto es, una vez estudiado el consumo de la vivienda, atender al distribuidor-comercializador que tengamos contratado y estudiar el precio, potencia contratada, tarifa ,..de tal manera que podamos ajustar los servicios a las necesidades energéticas que haya en la vivienda.

Una vez que se intenta dentro de las posibilidades mejorar la eficiencia energética de la vivienda y de los sistemas,..el siguiente paso sería optimizar el uso que hacemos de los sistemas y hacerlo de tal manera que consumamos menos energía. En este apartado entran todas aquellas acciones de sustitución de unas tecnologías  o sistemas por otros en aras de reducir el consumo energético. Por ejemplo, medidas para reducir el consumo en calefacción como instalar cortinas, alfombras,válvulas termostáticas..; ahorro de agua: cambiar sistemas de descarga o grifería,..En definitiva, todos aquellos recursos y sistemas de los que nos podemos valer para reducir el consumo energético sin necesidad de hacer grandes cambios en la vivienda.

Y por último, y con el objetivo de ampliar el trabajo que realizan los servicios sociales de las administraciones públicas, ACA ha creado el Punto de Información al Consumidor (PICe)una red de oficinas a la que un consumidor puede acudir cuando se le plantean dificultades para asumir el coste de los suministros energéticos domésticos necesarios para mantener unas condiciones de confort y habitabilidad adecuadas y para satisfacer las necesidades domésticas básicas. Este servicio de carácter preventivo pretende formar a los consumidores en estas áreas, de tal manera que los ciudadanos puedan gestionar sus contratos, conocer sus derechos, mejorar su relación con las compañías, conocer su consumo energético, adoptar hábitos de ahorro y emprender medidas de mejora de la eficiencia energética, con el fin de prevenir y luchar contra la pobreza energética a través de la información, concienciación y asesoramiento a los consumidores.

Acciones en el Día de la Pobreza Energética

Este 17 de febrero se han convocado actos y manifestaciones en Madrid para dar visibilidad a esta problematíca. Desde ACA también animan a reivindicar las soluciones necesarias para evitar la pobreza energética y dar a conocer las dificultades que sufren los hogares que se encuentran en esta situación compartiendo en redes sociales una foto de tu ventana junto con una vela y el hashtag #nomaspobrezaenergetica acompañando al mensaje. Una acción sencilla pero que pretende servir de altavoz del problema, dar a conocer las soluciones puestas en marcha y/o las propuestas para mitigar o prevenir la pobreza energética. La vela simboliza las estrategias y los esfuerzos que realizan muchas personas para poder iluminarse al menor coste posible, pero también la llama es la esperanza de reclamar con soluciones y propuestas el fin de la pobreza energética.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de