Publicado el

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Radiador eléctrico bajo consumo

Si analizamos los diferentes tipos de calefacción eléctrica, el más demandado es el radiador eléctrico de bajo consumo, debido a su funcionalidad, precio económico y facilidad de instalación. A la hora de comprar un radiador, tendremos en cuenta, ya que en todo momento los consumidores buscamos productos que nos proporcionen confort térmico un precio asequible,que los radiadores eléctricos que éstos sean de bajo consumo es algo imprescindible. De esta forma ahorraremos energía eléctrica, y por consiguiente conseguiremos reducir nuestra factura de la luz.

Pero, ¿por qué un radiador se considera de bajo consumo? ¿Qué características debe tener, o en qué nos tenemos que fijar a la hora de elegir el radiador eléctrico más adecuado para nuestro hogar?

A continuación analizaremos qué factores influyen en el consumo de un radiador eléctrico.

Funcionamiento de un radiador eléctrico

Los radiadores eléctricos transmiten calor mediante radiación. Y esta radiación calienta el aire, generando una convección  que calienta la habitación. La convección es un ciclo en el que el aire caliente sube a la estancia, para después bajar cuando se enfría y volver a subir cuando el radiador lo calienta. De esta forma, se consigue calentar la totalidad de la estancia.

Mientras los radiadores de agua trabajan desde calderas o bombas de calor distribuyendo mediante conductos el agua caliente a las unidades de radiación, los radiadores eléctricos funcionan con electricidad. Una de las consideraciones a tener en cuenta en estos equipos, es la inercia térmica de los radiadores eléctricos. O dicho de otra forma, la velocidad que tiene el material para absorber o ceder calor.  Al enchufar estos radiadores a la corriente, empiezan a calentar, y normalmente, debido a  este fenómeno, tardan un tiempo en conseguir alcanzar la temperatura indicada. Al igual que cuando se apagan mantienen el calor durante cierto tiempo.

Los radiadores eléctricos tiene un funcionamiento muy eficiente en lo que a la transmisión de la energía se refiere, normalmente están fabricados con materiales como el  aluminio  que  transmiten el 100% la energía generada.  También tienen las ventajas de no resecar el ambiente, no ensuciar las paredes y no generar olores. Son seguros, económicos y cada vez más funcionales.

Potencia del radiador

Características como la potencia, influyen directamente en  el consumo energético del radiador. Por ello, es importante adquirir y dimensionar adecuadamente el número de emisores y de elementos para conseguir calefactar la vivienda sin sobrecalentarla o no llegar a calentarla por falta de potencia. Siempre es útil, para hacernos una idea del consumo energético del radiador, realizar un cálculo de la potencia calorífica que necesitamos por cada estancia.

Radiadores eléctricos programables

Los radiadores eléctricos de bajo consumo pueden contar con un termostato integrado que permita ajustar el consumo, pasándose a llamar radiadores eléctricos programables o radiadores eléctricos digitales. El termostato integrado de estos sistemas regula la temperatura del radiador, y nos permite elegir la temperatura óptima de confort térmico. Por otro lado, la tecnología de estos equipos ofrece opciones de programación que permiten un mayor control del consumo energético del radiador. Es posible realizar programaciones horarias para encendidos, apagados, ajustes de temperatura, funcionamiento diario, semanal, o por fines de semana. Así se consigue regular y reducir el consumo de la vivienda.

Sensores de temperatura

Algunos radiadores eléctricos también están conectados a sensores de temperatura, por lo que si en la estancia detecta que hace más calor, debido por ejemplo a la presencia de un número mayor de personas, automáticamente el radiador baja la temperatura, puesto que no es necesario tanto aporte de calor para alcanzar la temperatura deseada.

Control Wifi

Otra de las características de los radiadores de última generación es la conectividad WiFi. Esto permite controlar los equipos a distancia, y también realizar ciertas programaciones para reducir el consumo. Este tipo de sistemas también tienen la capacidad de “aprender” nuestros hábitos y optimizarlos. Un mayor control del sistema de calefacción, permite un mayor ahorro en calefacción, ya que se utilizará exclusivamente en el momento que nosotros programemos y a la temperatura deseada.

Artículo patrocinado por:

Logo Bosch

 

https://www.bosch-thermotechnology.com/

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de