Publicado el

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Radiador eléctrico bajo consumoFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dentro de los diferentes tipos de radiadores eléctricos, unos de los más demandados son los radiadores eléctricos de bajo consumo, ya que un radiador es uno de los sistemas de calefacción eléctrica más demandados por su funcionalidad, precio económico y facilidad de instalación y que éste sea de bajo consumo energético es una característica que a la hora de comprar un radiador tendremos en cuenta ya que en todo momento los consumidores buscamos productos que nos proporcionen el confort térmico que necesitamos a un precio asequible, y precisamente la electricidad, no es una energía barata ni estable por lo que en caso de decantarnos por radiadores eléctricos que éstos sean de bajo consumo es algo imprescindible.

Pero, ¿Por qué un radiador se considera de bajo consumo energético? ¿Qué características tiene que tener o en qué nos tenemos que fijar a la hora de elegir el radiador eléctrico más adecuado para nuestro hogar?

Hay una serie de características que influyen en el consumo energético que produce un radiador eléctrico.

Funcionamiento de un radiador eléctrico

Los radiadores eléctricos transfieren el calor por convección, esto quiere decir que se produce un intercambio de calor entre el radiador y el ambiente, de esta manera, se transfiere el calor del radiador y se calienta la estancia donde se encuentra. Una de las consideraciones a tener en cuenta es la inercia térmica de los radiadores eléctricos. Mientras los radiadores de agua, que son los que están conectados a generadores de calor, transmiten el calor a través de los conductos, generalmente desde calderas o bombas de calor que distribuyen el agua caliente hacia los radiadores, los radiadores eléctricos funcionan con electricidad. Al enchufarlos a la corriente empiezan a calentar, y normalmente, por la inercia térmica tardan un tiempo en conseguir alcanzar la temperatura indicada y del mismo modo, cuando se apagan mantienen el calor durante cierto tiempo.

Los radiadores eléctricos tiene un funcionamiento muy eficiente en lo que a la transmisión de la energía se refiere, normalmente están fabricados con materiales como el  aluminio  que  transmiten el 100% la energía generada.

Potencia del radiador

Características como la potencia del radiador influye directamente en  el consumo energético del radiador, por lo que es importante adquirir y dimensionar adecuadamente el número de emisores y de elementos de los que deben de constar para conseguir calefactar la vivienda sin sobrecalentarla o no llegar a calentarla por falta de potencia. Siempre es útil para hacernos una idea del consumo energético del radiador realizar un cálculo de la potencia calorífica que necesitamos por cada estancia.

Radiadores eléctricos programables

Un radiador eléctrico de bajo consumo, precisamente, tiene que contar con un termostato integrado que permita ajustar el consumo, de tal manera que el termostato integrado regule la temperatura del radiador y éste no funcione a la máxima potencia, sino que pueda mantener una temperatura de confort.  Esto son los llamados radiadores eléctricos programables o radiadores eléctricos digitales, que incoporan tecnología digital para optimizar el consumo, ofrecen opciones de programación con las que es posible un mayor control del consumo energético del radiador. Es posible realizar programaciones horarios para encendidos, apagados, ajustes de temperatura, funcionamiento diario, semanal o por fines de semana de tal manera que optimicemos al máximo las opciones de programación del radiador. 

Los radiadores eléctricos digitales están equipados con un termostato de regulación de la temperatura de alta sensibilidad, lo que permite determinar la temperatura que se desea en todo momento para cada estancia concreta en la que tengas uno de estos equipos instalados. Funcionan de manera autónoma así que tienes la comodidad de utilizarlos únicamente cuando te hagan falta.

Sensores de temperatura

Algunos también incorporan sensores de temperatura, por lo que si en la estancia detecta que sube la temperatura, por ejemplo porque hay más personas, automáticamente el radiador se regula y baja la temperatura, puesto que no es necesario hacer más aporte de calor.

Algunas de las ventajas de los radiadores eléctricos es que no resecan el ambiente, no ensucian las paredes y tampoco generan olores. Son seguros, económicos y cada vez más funcionales.

Control Wifi

Otra de las características de los radiadores de última generación es la conectividad WiFi. La posibilidad de poder encender/apagar/programar a distancia no es una característica de bajo consumo en sí, pero si permite una mejor y más eficiente gestión del radiador por lo que lo apuntamos como una de las características que todo radiador eléctrico debe incorporar.

Artículo patrocinado por:

Logo Bosch

 

 

https://www.bosch-thermotechnology.com/

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *