Por qué usar válvulas con cabezal termostático en los radiadores

válvula termostática
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Ante la entrada en vigor el próximo año de la Directiva europea 2012/27/UE de eficiencia energética que obliga a instalar sistemas de medición individual en los sistemas de calefacción, AERCCA,  la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción, recomienda que a la vez que se introducen estos contadores individuales que permiten medir el consumo de calefacción de forma individual, es conveniente instalar válvulas con cabezal termostático en los radiadores.

Las válvulas termostáticas son unos elementos de regulación de la calefacción que se instalan en los radiadores y que se ocupan de regular el caudal de agua que entra en el radiador. Con el uso de válvulas o llaves con cabezal termostático se consiguen ahorros de energía de entre un 10-15%  respecto a no usar elementos de regulación en radiadores. Su instalación es de obligado cumplimiento según el RITE, Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios que establece cuáles son las condiciones que deben cumplir las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria para conseguir confort térmico y un uso racional de la energía.

Existen dos tipos de válvulas las de cabezal manual y las válvulas termostáticas.

  • Las válvulas manuales abren o cierran el radiador de forma manual, permitiendo o evitando que circule el agua caliente por el circuito de calefacción,
  • las válvulas con cabezal termostático regulan automáticamente el ajuste de la temperatura de cada radiador de forma individual, alcanzando así la temperatura de confort de forma gradual y necesaria en cada estancia, sin malgastar energía.

Una de las mayores ventajas de las válvulas termostáticas es que es posible mantener el confort deseado en cada estancia de la casa, otorgando a cada una de ellas la temperatura adecuada en función de su uso. Es decir, podemos mantener una temperatura de confort entre 20 -21 grados en el salón y una temperatura más baja en los dormitorios.

¿Cuál es el funcionamiento de las válvulas termostáticas en radiadores?

A la hora de instalar válvulas con cabezal termostático hay que tener en cuenta varios aspectos, por ejemplo, que el sensor de la válvula recogerá la temperatura ambiente obtenida en la estancia en que se encuentre, por lo que es conveniente que se instale de forma correcta y recoja la temperatura existente en la habitación y no la temperatura del radiador.

Otro aspecto importante es el tipo de instalación de calefacción en el que se realiza. Hay que tener en cuenta que los radiadores forman junto a la caldera un circuito cerrado de calefacción y por ello, a la hora de instalarlas en todos los radiadores es imprescindible que la caldera incluya la función de bypass para que pueda recircular el agua que no se envía a los radiadores.

En el caso de que no exista la opción de bypass en la caldera o incluso la posibilidad de instalar una válvula de bypass que permita la recirculación del agua, será necesario instalar una válvula manual en uno de los radiadores y mantenerla siempre abierta para que se produzca esa recirculación del agua.

Compatibilidad con el termostato de ambiente

El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) establece la obligación de instalar válvulas con cabezal termostático en los radiadores en los edificios construidos a partir de 2007. Pero ¿qué ocurre cuando conviven válvulas termostáticas con un termostato general de ambiente?

En este caso, el RITE recomienda instalar el termostato ambiente en la zona más fría de la casa para garantizar que todas las estancias alcanzan la temperatura programada.

En el caso de que tengamos el termostato ambiente en una habitación que no sea la más fría de la casa (por ejemplo, el salón), puede ocurrir que el sistema de calefacción se apague antes de que en el resto de las habitaciones se haya alcanzado la temperatura de consigna que hayamos programado a través de las válvulas termostáticas de cada radiador.

Por ejemplo: Si en el salón programamos 19 grados a través del termostato general y en la habitación más fría (por ejemplo, el dormitorio) queremos alcanzar los 18 grados (temperatura ideal para el sueño nocturno), como el salón se calienta antes, la caldera dejará de funcionar antes de que hayamos conseguido llegar a esos 18 grados en el dormitorio. Por lo tanto, termostato y válvula termostática no deben coincidir en el mismo lugar. En el caso de que el termostato ambiente esté en el salón, en ese lugar no debe instalarse la válvula con cabezal termostático en el radiador. Lo recomendable es instalar el termostato ambiente en la estancia más fría de la casa, para que no influya en el funcionamiento de las válvulas termostáticas.

Si estás pensando en instalar válvulas con cabezal termostático en tus radiadores, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En el portal de presupuestos de Caloryfrio contamos con grandes marcas con las que te ponemos en contacto para que te den la mejor solución. Pide presupuesto gratis y buscaremos al profesional que mejor te ayude a obtener el máximo rendimiento de tu nuevo producto, ó si lo prefieres, llámanos al teléfono 94 454 19 45 y te atenderemos personalmente.

Artículo patrocinado por:

Oventrop

 

 

 

www.oventrop.com

Leire González CALORYFRIO

Leire González CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo, especializada en Redes Sociales.
Nuestra experta en redes sociales y viralización de los contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com.
Leire González CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail