Publicado el

¿Por qué se congela el aire acondicionado reversible?

Aire-acondicionado-hielo-averia

En ocasiones, el aire acondicionado reversible puede verse afectado por la congelación de alguno de sus elementos. Esta congelación afecta tanto a las unidades interiores como a las exteriores, y puede provocar que el aire acondicionado deje de enfriar, o incluso que sus componentes se averíen. Y el motivo de esta congelación se puede deber a diversos factores. Por ello, es importante hacer un repaso de ellos para asegurarnos de contemplar todas las posibles causas, y también ponerles solución.

Baja temperatura del ambiente

Si la temperatura exterior es demasiado baja, puede darse congelación en el circuito refrigerante, ya que las condiciones termodinámicas de trabajo del refrigerante no son las óptimas. Cuando esto ocurre, sobre todo en verano e invierno, suele congelarse el serpentín del evaporador. Para solucionar este problema lo más conveniente es conectar nuestros equipos en el modo ventilador, para que los flujos de aire eliminen las acumulaciones de hielo.

Filtro obstruido

Un inadecuado mantenimiento y limpieza del equipo de aire acondicionado reversible puede conllevar a que nuestro filtro acumule polvo u otras partículas. Debido a estas acumulaciones, la extracción de calor no se realizará de forma correcta, y comenzarán a aparecer congelaciones en la parte más fría del evaporador. Lo ideal para evitar este tipo de percances es limpiar el filtro con regularidad, al menos una vez por año.

Baterías obstruidas

Al igual que ocurre con el filtro, las baterías tanto del evaporador como del condensador pueden obstruirse. Esto puede generar hielo e incluso la quema de alguna de las baterías, por lo que es necesario solucionarlo. Esta avería se soluciona con un mantenimiento adecuado de los equipos, al menos una vez al año. Este tipo de mantenimiento ha de ser realizado siempre por alguien cualificado. Desde Caloryfrio.com recomendamos siempre hacerlo con el Servicio Técnico Oficial de la marca.

Falta de gas refrigerante

Si falta gas o no hay el suficiente, por ejemplo, debido a una fuga, el equipo puede comenzar a acumular hielo. Pero no sólo eso, sino que también puede averiarse por completo averiando el compresor. Las fugas han de ser detectadas por un técnico cualificado, y subsanadas cuanto antes.

Ventilador parado

Si el ventilador deja de funcionar el frío no se disipará. Esta acumulación de refrigerante a baja temperatura puede causar la aparición de hielo en el punto en el que el ventilador esté averiado. Lo habitual es que esto ocurra en la unidad en la que se esté disipando el frío, sobre todo en invierno en la unidad exterior.

Más potencia de la necesaria

Si hemos realizado mal el cálculo de frigorías que nuestro equipo necesita, y este tiene más potencia de la que debería, podría conllevar la aparición de hielo. Aunque no es una de las causas más comunes, podemos evitar este tipo de problemas si antes de realizar la instalación nos dejamos asesorar por un profesional sobre nuestras necesidades de refrigeración.

Salida de aire obstruida

Si el equipo de aire acondicionado reversible tiene la salida de aire obstruida de alguna forma, esto puede conllevar aparición de hielo. Esto pasa cuando alguien cubre los equipos para evitar corrientes de aire indeseadas. Si las rejas, o cubiertas impiden que el aire salga con normalidad, nuestro equipo se verá afectado.

Como habéis podido comprobar, la mayoría de problemas relacionados con un aire acondicionado que genera problemas de congelación tiene que ver con soluciones de limpieza o de mantenimiento. Hay limpiezas que podemos llevar a cabo por nuestra cuenta, como la de los filtros. Pero si no somos capaces de solucionar o identificar el problema, lo mejor es que contactemos con un profesional. Tanto para averías como para mantenimiento, recomendamos siempre recurrir al Servicio Técnico Oficial.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de