Publicado el

Plan Renove Calderas. Ayudas para cambio de caldera de gas a caldera de condensación

Plan Renove, cambio de calderas de gas a calderas de condensación

El mercado de la calefacción en nuestro país está enfocado a la reposición de equipos, esto es, a la sustitución de equipos antiguos por otros más eficientes. Esta es una de las conclusiones del “Informe de Mercado Calefacción 2017”,  publicado recientemente por FEGECA, Asociación de Fabricantes de Generadores y Emisores de Calor en la que se destaca que fundamentalmente, que el mercado de la reposición de equipos en España se centra en el cambio de calderas de gas antiguas por calderas de condensación, ya que es la tecnología de la condensación la tecnología elegida principalmente como sistema individual de calefacción y producciones de agua caliente en los hogares españoles.

Durante 2016 se instalaron en España 722.000 unidades entre calderas y calentadores. De ellas,  50.000 calderas se instalaron en obra nueva, ya que la normativa obliga a instalar calderas de condensación en obra nueva, y, en este sentido, la caldera de condensación cubre las expectativas en cuanto a eficiencia energética y a confort para el usuario. El resto de calderas de condensación instaladas,  fueron  destinadas a la renovación de calderas, lo que muestra la importancia de la reposición de calderas como forma de renovar el parque de calderas español, una práctica que ayuda a reducir el número de emisiones contaminantes en el sector residencial en consonancia con los objetivos europeos de reducir emisiones y aumentar la eficiencia energética en este sector.

Plan Renove calderas

Es lógico, que si la renovación del parque de calderas nos beneficia a todos,  desde la Administraciones se incentive el cambio de calderas antiguas por otras calderas más eficientes. Es aquí donde los Planes Renove de calderas cobran importancia como incentivos para ayudar a que las familias puedan realizar ese cambio, promoviendo el cambio de sistemas ineficientes y contaminantes a otros más eficientes y de menor impacto ambiental. A la hora de cambiar de caldera, es recomendable informarse sobre si el Plan Renove calderas está activo en ese momento en nuestra comunidad autónoma, cuánta es la ayuda por cambio de caldera, que puede variar entre los 100 y los 500 euros, y las características específicas de cada plan.

En general suele solicitarse la adquisición de una calderas de condensación, de clasificación energética A+ de alguna de las marcas que participen en el Plan Renove, así como otros requisitos que se puedan pedir para verificar el cambio de caldera (documentación revisiones obligatorias, instalación por parte de empresas autorizadas, la vivienda en la que se instale esté en el territorio donde se ofrece el plan Renove, etc,…). Recomendamos , en todo caso, informarse sobre los Planes Renove activos en cada comunidad autónoma.

Destacamos el Plan Renove de calderas de la Comunidad de Madrid, actualmente en vigor, ya que en esta comunidad, según datos facilitados por Agremia,  Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía, hay instaladas unos 2,2 millones de calderas,  que representan más del 50% del consumo de energía de las familias madrileñas. Es por esto, que en esta comunidad se está incidiendo en que se produzca la renovación del parque de calderas.
Pide presupuesto en 1 minuto

Actualmente, también se encuentra activo el Plan Renove de calderas de la Comunidad Valenciana por el que aquellos usuarios que sustituyan sus viejas calderas recibirán un descuento de 50 € por parte de la empresa instaladora y una ayuda de 250 € de Ivace energía que se realizará mediante transferencia bancaria. Según este organismo, el ahorro que se consigue al realizar el cambio de caldera por una caldera de condenbsación, para una vivienda de 100 metros cuadrados en una vivienda del interior de la comunidad valenciana puede ser de unos 350 euros al año. Para más información puedes consultar la página del Ivace Energía Plan Renove 2018.

Porqué cambiar de caldera antigua a caldera de gas

Las calderas susceptibles de cambiar son las calderas de gas atmósféricas, las que usan combustibles como el butano, propano o gasóleo, o incluso las menos habituales, calderas eléctricas. Todas ellas, representan a un tipo de caldera ineficiente, de menor rendimiento energético, que tienen mayor consumo energético, más número de emisiones y pueden presentar fallos y averías.

Las calderas de condensación son una tecnología eficiente, que ahorran energía respecto a otras calderas precisamente porque aprovechan el calor latente en la combustión y mejoran el rendimiento energético. Además es una tecnología menos contaminante y que permite reducir la factura del gas, tal y como te contamos en el artículo “Por qué instalar una caldera de condensación“.

Si es hora de que renueves tu caldera antigua, nuestra recomendación es que te pases a la condensación. Si tienes dudas sobre qué características tener en cuenta para elegir una caldera de gas, te mostramos esta guía para elegir la caldera de gas más adecuada para tu vivienda.
Infografía elegir caldera de gas

Fuente:Caloryfrio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *