Lucha contra el cambio climático: el papel de las ciudades

Lucha contra el cambio climático en las ciudades
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

El papel que juegan las ciudades en la lucha contra el cambio climático es fundamental dado que actualmente más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas y se calcula que esa cifra irá en aumento en los próximos años, sobre todo en las zonas en vías de desarrollo que están creciendo a un ritmo más rápido. Es por esto que la concentración geográfica en las ciudades provoca que más del 70% de las emisiones mundiales de CO2 son generadas en las zonas urbanas, derivadas, principalmente, del consumo de combustibles fósiles.

Los acuerdos alcanzados en la pasada cumbre de París, COP21, alertaban de la amenaza que supone el cambio climático, y de la necesidad de mantener a raya el calentamiento global, es decir, que no suba la temperatura a nivel mundial por encima de los 2 grados. El compromiso al que han llegado gobiernos es que el calentamiento sólo se produzca hasta 1,5 C y para ello se han de tomar medidas drásticas, puesto que de no ser así, se superará este límite y viviremos las consecuencias del cambio climático, recordemos, sequías, inundaciones, aumento de las temperaturas,….

Tasneem Essop, Jefa de la Delegación de WWF para las Negociaciones Climáticas de las Naciones Unidas: “El acuerdo de París es un hito para el mundo. Hemos logrado un avance aquí, pero aún falta mucho por delante. De regreso a nuestros países, tenemos que fortalecer las acciones nacionales. Tenemos que asegurar una acción más rápida de los nuevos esfuerzos de cooperación de los gobiernos, las ciudades, las empresas y los ciudadanos, para reducir las emisiones con mayor profundidad, brindar los recursos para la transición energética en las economías en vías de desarrollo, y proteger a los pobres y más vulnerables. Los países deben comprometerse el próximo año con el objetivo de implementar y fortalecer rápidamente los compromisos hechos aquí”.

Edificación y transporte, mayores responsables de las emisiones de CO2

El sector  de la edificación y el transporte son responsables de gran número de emisiones de efecto invernadero en las ciudades, así como también existen grandes concentraciones de contaminación ambiental en las ciudades con grandes núcleos poblacionales. De hecho, según el IDAE, en España el sector del transporte es el mayor consumidor de energía final (en torno al 40% total), y el mayor emisor de CO2 (por encima del 30% de las emisiones totales).Y el principal problema es que la práctica totalidad de esta energía proviene de combustibles derivados del petróleo por lo que se recomienda la promoción del uso de combustibles y vehículos alternativos, así como el ahorro y la eficiencia energética en el sector.

La contaminación ambiental en las ciudades en un problema que muchos ayuntamientos están intentando atajar bien a través de planes de movilidad específicos o medidas concretar como evitar el uso del coche en la ciudad, casos como estos se han dado en los meses pasados en la ciudad de Madrid por los altos niveles de contaminación registrados.

Medidas contra el cambio climático en las ciudades

El papel de las ciudades es vital en la lucha contra el cambio climático.  Se hace así indispensable el compromiso de las administraciones locales para poner en marcha planes de movilidad, gestión energética, sostenibilidad en la edificación, gestión de residuos así como para fomentar estilos de vida respetuosos con el medio así como desarrollar el compromiso ciudadano para adquirir hábitos eficientes relacionados con el uso de la energía.

Movilidad

El transporte representa el 25 % del consumo mundial de energía por lo que buscar alternativas hacia un modelo de movilidad en las ciudades es una buena alternativa para mejorar la calidad de vida en la ciudad. Una manera de reducir la contaminación y el nivel de emisiones en las ciudades es cambiar la forma de moverse por la ciudad: Coches y transporte público de tipo eléctrico, impulsar el uso de bicicletas, zonas peatonales sin acceso de vehículos, etc,…son algunas formas de conseguirlo.

Energías Renovables

La forma de gestionar la energía en las ciudades tiene enormes posibilidades de mejorar con la aplicación de energías renovables. La aplicación de la geotermia para climatización, la energía eólica para generar electricidad, la utilización de energía solar térmica para producir agua caliente abre un abanico de posibilidades a la edificación con la que poder mermar el alto consumo de energía del que es responsable, y por tanto, reducir el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero. (edificios utilizan un tercio del anergia del mundo y representan en algunas ciudades hasta el 80% de emisiones de carbono).

Edificios verdes

Sin duda, la edificación sostenible es más que una tendencia. La aplicación de energías renovables para mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de energía conllevará un cambio de paradigma en la edificación. De edificios consumidores de energía a edificios productores de energía. Las redes inteligentes también tendrán una importancia cada vez más creciente en la gestión de las ciudades.

Gestión de residuos

La generación de residuos en las ciudades implica que se busquen alternativas para convertir esos residuos en energía. Biogás calefacción, composta, fertilizaciones y materiales reciclados proviene de desperdicios y aguas residuales.

Leire González CALORYFRIO

Leire González CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo, especializada en Redes Sociales.
Nuestra experta en redes sociales y viralización de los contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com.
Leire González CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail