Publicado el

Olas de calor y cambio climático, ¿están relacionados?

Viñedos españolesFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Este verano las olas de calor están poniendo continúamente en alerta a la mayor parte de las provincias españolas. Temperaturas de más de 40º que están poniendo en jaque a la población que intenta sobrellevar el calor de la mejor manera posible.

Según informa AEMET, la Agencia Española de Meteorología, este mes de junio ha sido uno de los más calurosos registrados, con una temperatura media sobre España de 22,5º C, valor que supera en 1,4º C a la media de este mes y está por debajo en temperatura media de los correspondientes a los años 2003, 2004, 2005, 2009 y 2012. (Los datos normales se calculan sobre el Periodo de Referencia: 1981-2010).

Con estos datos, y viendo las previsiones para estos meses de julio y agosto se prevé que este verano 2015 sea el más cálido registrado hasta ahora. La guía elaborada por la organización ecologista  Greenpeace  “España: hacia un clima extremo. Riesgos de no frenar el cambio climático y la destrucción del Ártico”, editada en abril de 2014 y en la que se alerta de las consecuencias directas del cambio climático en nuestro país, pone de manifiesto los cambios climatológicos que se están produciendo, sobre todo en las temperaturas, que suelen estar en 0,5 y 1,5 grados por encima de los grados registrados en esos meses durante años anteriores.

Consecuencias del cambio climático para España

Sobre esta cuestión alertaba el Quinto Informe de Evaluación del IPCC de septiembre de 2013,  en el que se resaltaba la importancia de “no rebasar el aumento de la temperatura en más de un 2 ºC si no queremos vivir los peores impactos del cambio climático”. Sin embargo, en los peores escenarios probables que los expertos reflejan, el aumento de temperatura podría llegar a los 4,8 ºC para finales de siglo. De hecho, actualmente en España ya se estima que la temperatura media global ya ha ascendido 1,5 grados centígrados, dato que coincide con los datos ofrecidos por AEMET sobre el aumento de las temperaturas.

En España se prevé que las temperaturas máximas suban entre 5 y 8 grados a lo largo de este siglo, con una disminución de precipitaciones y de la humedad en la zona mediterránea. Consecuencia directa de estos cambios en la meteorología y el clima serán un aumento e intensidad de las olas de calor, un aumento de la subida del nivel del mar, aumento de incendios forestales, asentamiento de especies  que puedan ser portadoras de enfermedades infecciosas como el mosquito tigre, que pese a que en España no existen  enfermedades como la fiebre amarilla o el dengue por ser enfermedades asociadas a climas tropicales, no se puede descartar que en un futuro puedan darse en este país.

Graves Consecuencias económicas

A nivel económico los efectos del cambio climático son cuantiosos. Se prevé que España, Holanda, Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca e Italia serán los países europeos más afectados por la subida del nivel del mar. El desembolso económico que conlleva tomar estas medidas de adaptación según el Grupo de Trabajo II del IPCC podría alcanzar los 17.000 millones de euros anuales en 2100.

Previsiones de subida del mar en Benidorm
Comparativa de imágenes de Benidorm. Foto 1: 2014. Foto 2: Previsiones de la subida del nivel del mar

No sólo nos afectará económicamente llevar a cabo estas medidas de adaptación, el aumento de las temperaturas y los periodos de sequía producirán un deterioro del confort climático que afectará directamente al sector turístico, uno  de los principales motores de la economía española con un 11% del PIB en 2012.

Además, se verán seriamente afectados el sector agrícola, la ganadería y el sector vinícola. Este último se verá gravemente afectado, mundial ya que basa su productividad en la combinación de las condiciones climáticas y del suelo. En 2012 España se convirtió en el tercer país con mayor producción y exportación de vino a nivel mundial. Numerosos informes y estudios evidencian que el cambio climático está afectando  a la producción de vino en regiones productoras y se prevé que en un futuro se desplace la producción a zonas más al Norte, con mejores  condiciones climatológicas para este sector. Hoy día ya existe una preocupación en el sector vinícola, que se enfrentará  en los próximos  años a grandes retos .

Medidas urgentes para mitigar el cambio climático, reducción de emisiones y desarrollo de energías limpias

La guía de Greenpeace nos pone frente a un futuro cercano y nada agradable. Lejos de considerar que los efectos del cambio climático son lejanos y no nos afectarán, evidencia que los cambios ya están sucediendo y que sus consecuencias a nivel medioambiental y económico serán implacables. La principal responsabilidad para frenar el cambio climático recae en los gobiernos que deben actuar y tomar medidas urgentes y responsables.

Más información: Los españoles cada vez más concienciados con la importancia del cambio climático, la transición energética y las energías renovables

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *