Publicado el

¿Cuál es la mejor calefacción para una casa?

Mejor calefacción casa

Los equipos de calefacción y agua caliente sanitaria en el hogar representan casi la mitad del consumo energético de una vivienda. Por eso, a la hora de decantarnos por un tipo de calefacción u otra, es conveniente prestar especial atención a qué tipo de sistemas son los que más nos conviene utilizar. Existen múltiples opciones y posibilidades de combinación para conseguir calefacción y agua caliente sanitaria. La elección del sistema óptimo para nuestro caso dependerá de factores como el tipo de vivienda, la existencia de suministro de gas en la zona, la calidad del aislamiento, el tamaño de la vivienda o la zona climática.Como hemos comentado, el abanico de soluciones que existen en el sector de la calefacción es muy amplio, ya que cada instalación se ajusta a unas necesidades concretas. En este artículo hablaremos de las soluciones más utilizadas para calentar una vivienda, como son la calefacción a gas y la eléctrica. Después haremos una mención también al uso e integración de las energías renovables, por las posibilidades que ofrecen para mejorar la eficiencia energética de los sistemas.

Calefaccion a gas

Según el informe de la CNMV sobre el Mercado del Gas en España (2013), cerca de 7 millones de clientes tienen acceso al gas natural en sus viviendas.  Para una vivienda con esta característica, las calderas de condensación se presentan como una de las mejores alternativas para la generación de calefacción y agua caliente sanitaria. Son eficientes, rápidas y su buen comportamiento medioambiental hace que sean uno de los sistemas más eficientes del mercado.

Las calderas de condensación van conectadas habitualmente a sistemas de distribución de calor en la vivienda. Una de las posibilidades es la combinación con radiadores para una distribución  eficiente y controlable, gracias a termostatos y sistemas de control que muchos llevan incluidos. Con esto, conseguiremos gran confort unido a un significativo ahorro de energía. Por otro lado, también podemos conectar la caldera con sistemas de suelo radiante, que reparten el calor a través del suelo. Finalmente, hay calderas que se instalan en apoyo a bombas de calor, para cuando estas no consiguen la temperatura deseada. Estos son los llamados sistemas híbridos.

La calefacción radiante, al estar formado por un conjunto de tuberías que pueden ser instaladas en suelo, techo o incluso paredes, es un sistema de calefacción muy eficiente para trabajar con agua a baja temperatura (entre 35 y 45 grados), que reparte el calor de forma uniforme y con grandes posibilidades de combinación con otros sistemas de calefacción, incluso es posible su funcionamiento alimentado con paneles solares térmicos.

Calefacción eléctrica

Para muchas viviendas la calefacción eléctrica sigue siendo una alternativa para lograr el confort deseado en el hogar. Estos sistemas se instalan fácilmente, son seguros, requieren de escaso mantenimiento y  es una energía limpia que no provoca humos de la combustión. Entre sus mayores inconvenientes: es más cara dados los precios de la electricidad y su velocidad de respuesta, que incrementa el consumo de energía porque se tarda más en alcanzar la temperatura de confort.

De todas formas, la elección de este tipo de sistema vendrá condicionado por el uso que se haga de la calefacción. Por ejemplo, puede ser una buena opción para segundas residencias donde no hay una demanda continuada de calor. Aun así, en función de la estimación del consumo que se vaya a producir al año, puede ser conveniente valorar la utilización de otro tipo de sistema de calefacción.

Es importante recordar que existen más alternativas a los sistemas eléctricos de calefacción más convencionales, como son los radiadores eléctricos o termos eléctricos. y queremos resaltar las ventajas de usar un sistema de calefacción eficiente como es la bomba de calor. Este sistema es capaz de, consumientdo 1kWh eléctrico, conseguir generar 3kWh de calor para la estancia, aprovechando el calor latente en el aire, el agua o la tierra. Esto la convierte en una energía renovable.

Pide presupuesto en 1 minuto

Energías Renovables

El aporte de energías renovables mejora la eficiencia energética de una vivienda, y permite obtener energía limpia. Aunque el uso de estos sistemas aún no está muy extendido, comienza a ser cada vez más habitual encontrar instalaciones de biomasa térmica. En España se calcula que hay ya instaladas unas 39.000 instalaciones de este tipo, con una potencia acumulada de 5.000 MW térmicos.

Nos gustaría remarcar las posibilidades de incorporar las energías renovables para ayudar en la generación de calefacción y ACS en el hogar, ya que pueden aportar la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de los equipos eléctricos. También existe un equipo denominado bomba de calor reversible, que puede tanto calentar como refrigerar el interior de la vivienda. Este sistema tiene un alto rendimiento energético, mencionado anteriormente. La bomba de calor también conlleva una reducción de las emisiones de CO2, ya que no utiliza ningún combustible fósil, y es una buena opción para los climas cálidos de la zona mediterránea.

Apostar por las energías renovables es una opción muy a tener en cuenta en viviendas unifamiliares a las que no llega la red de suministro de gas o con difícil acceso a otras energías diferentes a la eléctrica. En estas ocasiones habrá que valorar qué tipo de energía renovable es la más adecuada. En algunos casos, la bomba de calor, extrayendo el calor del aire, agua o de la tierra; en otros, la biomasa, como las estufas de pellets y en las que habrá que valorar el suministro de biomasa en la zona y el poder calorífico del combustible. La energía solar térmica para producción de ACS, o la fotovoltaica para producción de electricidad, son otras opciones a tener en cuenta y que habrá que valorar en función de las necesidades de calefacción y/o electricidad que tenga la vivienda en cuestión.

Como se puede observar, no es que un sistema de calefacción sea mejor que otro, sino que se trata de buscar la opción más eficiente en cada caso, que muchas veces vendrá determinada por las características de la vivienda y su situación. Fíjate bien en las etiquetas energéticas de los productos para atender a su clasificación energética y consumo, y asesórate sobre cuál es el mejor sistema de calefacción dadas tus necesidades de calefacción, tipo de vivienda y características climáticas.

Artículo patrocinado por:

Logo Daikin

 

www.daikin.es

5
Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
el más reciente el más antiguo el más votado
Notificar de
gaston
Invitado
gaston

En mi experiencia les cuento que coloque los zócalos radiantes, calefaccion por agua alimentados por una caldera.
Son el sistema ideal para conservar una temperatura saludable con un menor consumo.
Me indicaban que era mas económico que los radiadores y la losa, y realmente tienen una eficiencia rápida al prender la caldera.
En mi caso los elegi por tener una casa terminada y las roturas

Leire González CALORYFRIO
Invitado

Gracias Gastón por contarnos tu experiencia con el zócalo radiante,

Jesus
Invitado
Jesus

Yo pienso que una de las mejores calefacciones que podemos tener en nuestras casas y sobre todo si tenemos pequeños por casa. Es el suelo radiante ya que este tipo de calefacción que va lógicamente por debajo del suelo, va radiar más calor.
También ya sabemos que los pequeños se pasan todo el día tirados por el suelo, jugando, estudiando etc..
A parte es una de las principales opciones ya que se ahorra bastante en la factura.

Leire González CALORYFRIO
Invitado

La calefacción eléctrica es más cara que la calefacción a gas. No obstante, como no quieres cambiar la instalación por ser de alquiler, te recomendamos que te informes sobre los radiadores eléctricos de última generación, que cuentan con opciones de programación horarias, control wifi,…etc,..

Leire González CALORYFRIO
Invitado

Gracias por tu aportación, Jesús,