Publicado el

Los baños sostenibles del futuro

bano-futuro

La gran transición energética y social que está ocurriendo a nivel mundial tiene como objetivo un modo de vida más sostenible. Por ello, los cambios en la forma de producir y vivir no dejan de sucederse. Hoy concretamente hablaremos de los sanitarios del futuro, instalaciones ecológicas que posiblemente revolucionarán la forma de entender el saneamiento. Estas ideas aportarán soluciones interesantes que minimizarán el impacto ambiental asociado al uso del baño. Los dos ejemplos que estudiaremos serán el Bio-Toilet, de HomeBiogas, y el curioso proyecto de Bill Gates.

Impactos y requerimientos

Un sanitario es una instalación que tiene asociadas ciertas necesidades y también ciertos impactos. De hecho, la ONU estipula que el 60% de la población mundial no tiene acceso a unas instalaciones sanitarias adecuadas. Por un lado, instalar un baño hoy en día requiere del acceso a agua limpia para funcionar, así como un sistema de tuberías para que el agua llegue y se evacúe. Los impactos asociados a esta instalación son el consumo de agua, y a su vez la generación de agua cargada de residuos perjudiciales para la salud de los ríos.

Es importante mencionar también que una mala canalización puede conllevar que los residuos no terminen donde deben, y la carga orgánica de estos acaben intoxicando o infectando poblaciones enteras. Los deshechos derivados de los sanitarios pueden provocar enfermedades como el cólera o la diarrea, que causan alrededor de 500.000 de niños menores de 5 años.

Soluciones: baños ecológicos

Como hemos mencionado anteriormente, vamos a analizar dos diseños de baños que tratan de abordar los impactos y necesidades mencionados, cambiando el concepto de los sanitarios.

Bio-Toilet

El inodoro Bio-Toilet, de HomeBiogas, es un sistema que presenta un inodoro directamente conectado a un biodigestor completamente sellado. Utilizando una bomba manual y solo 1,2 litros por uso, el sistema deposita los deshechos en el biodigestor. Allí las bacterias descomponen los deshechos (también se pueden añadir deshechos de comida o estiércol) para sintetizar biogás que después podrá utilizarse en el hogar, por ejemplo, para una cocina de gas. La parte restante de los deshechos que no ha sido convertida en biogás se utiliza como fertilizante.

Por lo tanto, es un diseño que no requiere tuberías, ni contacto directo con el interior del biodigestor, y a su vez revaloriza los deshechos para reconvertirlos en energía.

El sanitario de Bill Gates

En una exhibición realizada en Pekín en el año 2018, Bill Gates presentó un proyecto en el que su fundación ha invertido más de 200 millones. El proyecto no era otro que un sanitario descentralizado que no requiere de acceso al agua, y que transforma las deposiciones humanas directamente en fertilizantes. Por un lado, las deposiciones sólidas son quemadas en una pequeña cámara bajo el sanitario, y por otro, las deposiciones líquidas son filtradas y convertidas en agua apta para la limpieza o el regadío. El depósito de cenizas ha de cambiarse una vez por semana aproximadamente para un baño familiar, y los residuos son inocuos e inodoros.

El proyecto promete seguir invirtiendo para que estos sistemas se comercialicen de forma exitosa, y lleguen también hasta los puntos del planeta en los que son realmente necesarios.

Conclusiones

Tanto el sistema Bio-Toilet como el proyecto de Bill Gates están ya comercializados o listos para hacerlo. Y ambos sistemas quieren postularse como solución en lugares sin acceso a agua canalizable e instalaciones sanitarias. Bio-Toilet permitiría el aprovechamiento de los residuos para el uso de una cocina de gas, mientras que el proyecto de Bill Gates hace más hincapié en evitar que los residuos se conviertan en fuente de infecciones y enfermedades. Dos ideas que pueden cambiar el diseño sanitario convencional, salvando vidas y abogando por un planeta limpio y sostenible.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de