El gasto medio en calefacción ¿Gas natural o calefacción eléctrica?

Salón con calefacción
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

El gasto energético de las viviendas ha crecido a un ritmo cinco veces superior al aumento de la población en los últimos veinte años. Teniendo en cuenta que el gasto en calefacción y agua caliente supone el 46% de nuestra factura energética, no está de más comparar el gasto medio que supone utilizar calefacción de gas natural o calefacción eléctrica, por ejemplo.Un estudio realizado por la consultora Pwc ha analizado cuál es el gasto medio anual de calentar un hogar, tomando como muestra una vivienda de 90 metros cuadrados con un consumo medio de ocho megavatios/año.

Según los datos arrojados por Pwc, el gasto medio en calefacción con gas natural supone a una familia española entre 760 y 928 euros al año, mientras que el gasto medio de calefacción eléctrica se traduce en un desembolso de entre 1.960 y 2.168 euros anuales.

Otros combustibles utilizados para generar calefacción generan un gasto medio anual de entre 848 y 1.040 euros al año en el caso de la calefacción con gas propano, siendo el gasto medio de la calefacción de gasoil de entre 1.112 y 1.224 euros anuales.

De estos datos podemos concluir que el gas natural es la forma más barata para calentar un hogar. Sin embargo, no debemos olvidar que antes de decantarnos por un sistema de calefacción u otro, es necesario analizar las necesidades y características propias de cada vivienda teniendo en consideración otros datos como el uso que daremos al sistema, la zona climática o la calificación energética de nuestro edificio.

800 euros de diferencia entre la casa más eficiente y la menos

Según la empresa Certicalia, experta en realizar certificados energéticos, el gasto medio en calefacción de una vivienda puede variar en 800 euros según haya obtenido una calificación energética A (la más eficiente) o una G (la menos eficiente).

De esta forma, para calentar un piso de 72 metros cuadrados con una calificación energética B el gasto medio no llega a 200 euros, mientras para un mismo inmueble pero con una letra G –la peor de todas–, el gasto supera los 1.000 euros.

Según el IDAE, ocho de cada diez edificios españoles tienen una calificación de certificado energético “E” o menor. Lo que se traduce, según Certicalia, en un gasto medio en calefacción de 506,51 euros anuales. El gasto se duplica cuando se trata de un inmueble con calificación energética G, 1.057 euros para unas viviendas que suponen el 24% de las certificadas por esta compañía.

Conseguir una vivienda más eficiente con la calificación energética más alta está en nuestra mano. Siguiendo nuestra serie de consejos para ahorrar en calefacción y eligiendo el sistema más eficiente lograremos reducir nuestra factura.

Idoia Arnabat CALORYFRIO

Idoia Arnabat CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo con amplia experiencia en gestión de contenidos para medios escritos y digitales. Realiza las labores de redacción, maquetación y publicación de los contenidos multimedia del portal. Nuestra pluma de la actualidad y contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com
Idoia Arnabat CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail