Publicado el

Gases refrigerantes, normativa F-Gas y Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas

Gases refrigerantes y normativa instalaciones frigorfíficas

El Reglamento 517/2014, del Parlamento Europeo y del Consejo sobre gases fluorados de efecto invernadero, conocido como la normativa F-GAS tiene como principal objetivo la reducción de emisiones de Gases Fluorados de Efecto Invernadero (GFEI). Para ello, tal y como explicábamos en el artículo Gases de efecto invernadero: Eliminación gradual de HFC, establece una serie de medidas para restringir su uso, tales como normas sobre contención, uso, recuperación y destrucción de GFEI, condiciones a la comercialización de productos y aparatos específicos que contengan los citados gases o cuyo funcionamiento dependa de ellos, fija condiciones a usos específicos de GFEI y marca límites cuantitativos para la comercialización de Hidrofluorocarburos (HFC).

Así se fija un calendario de eliminación gradual de uso de refrigerantes, conocido como phase down, en el que se fijan las cuotas de comercialización de HFCs, establecida en el citado Reglamento y se promueve el uso de refrigerantes alternativos que puedan sustituir a los HFCs de alto Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA). Esto te lo contábamos en este artículo ¿Qué alternativas usar para los gases refrigerantes R-404 y R-507A?.   Estos gases, de tipo HFC, son gases refrigerantes a los que afecta este Reglamento y en el que se presentan refrigerantes alternativos con bajo PCA, como es el caso del R-32 y de las Hidrofluorolefinas (HFO).

Hasta aquí, todo cuadra: Un reglamento europeo fija una norma para reducir los gases de efecto invernadero, principales responsables del calentamiento global y se promueve el uso de refrigerantes alternativos de bajo PCA, que son menos dañinos para el medio ambiente.

Sin embargo, al intentar aplicarlo en nuestro país nos encontramos con que el reglamento 517/2014 sobre gases fluorados de efecto invernadero (F-GAS), de obligado cumplimiento, se contrapone a lo establecido en el RSIF, el Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas, que es el Reglamento que rige la instalación y mantenimiento de instalaciones frigoríficas en España ya que uno de los refrigerantes alternativos, el R-32,  un refrigerante de bajo PCA, es catalogado por el RSIF como un gas refrigerante de tipo L1, es decir, altamente inflamable, por lo que su instalación exige una serie de requisitos mayores a los de otras familias de refrigerantes.

Esto te lo contamos la semana pasada en el artículo Instalación de equipos con R-32 en el que te informábamos sobre los requisitos que deben de cumplir las instalaciones en las que se usen equipos con refrigerante R-32.

Afecta a todo el sector del aire acondicionado y la refrigeración

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de cuestiones están afectando a toda la cadena implicada en la compra-venta-instalación de equipos de aire acondicionado: fabricantes, distribuidores, instaladores  y usuarios.

Según apunta AFEC, Asociación Española de Fabricantes de Climatización, que el RSIF sólo permita el uso de refrigerantes de alta seguridad (L1)  está ocasionando un grave perjuicio en el sector además de una gran incertidumbre ya que los fabricantes necesitan suficiente tiempo para definir sus productos y no tiene lógica, ni en muchos casos es factible, mantener dos líneas de productos paralelas. Además, en otros países europeos, afectados igualmente por este Reglamento, se están ya comercializando equipos con refrigerantes alternativos que están considerados A2L (ligeramente inflamables).

Desde las asociaciones de instaladores (CNI, Agremia, Conaif, Afema, Amascal, Anged) recuerdan a todas las empresas habilitadas que, en el caso que instalen equipos con R-32 deberán asegurarse de cumplir todas las condiciones que contempla el vigente Reglamento de Seguridad para Instalaciones frigoríficas a fin de evitar posibles problemas en caso de inspección o denuncia ante la Administración.

Otro de los problemas que están surgiendo es que por un lado los requisitos para la instalación de R-32 suponen tanto para instaladores como para usuarios la contratación de un seguro de responsabilidad civil, con lo que los gastos por usar equipos con este refrigerante aumentan, pese a ser equipos más ecológicos.

Por otro lado, si el instalador decide no instalar un equipo con R-32 se encuentra con que el principal sustituto de este refrigerante, el R-410, está sufriendo un incremento  de precio, por lo que se enfrenta a una situación complicada a la hora de realizar su labor diaria como instalador de equipos de aire acondicionado.

Los fabricantes,  distribuidores, instaladores y usuarios están sufriendo las consecuencias de un Reglamento español riguroso con el uso de refrigerantes inflamables que se contrapone a la normativa europea que promueve el uso de refrigerantes más ecológicos. Por tanto, la solución es adecuar el RSIF a los requerimientos actuales, manteniendo las condiciones de seguridad en manipulación de gases fluorados.

Las principales asociaciones del sector han solicitado en reiteradas ocasiones cambios en el RSIF, haciendo llegar sus demandas a la Oficina Española de Cambio Climático y el Ministerio de Industria, pidiendo la modificación del Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas, adaptándolo a la última versión de la Norma UNE EN 378, relativa a Sistemas de refrigeración y bombas de calor y revisar los requisitos de seguridad y medioambientales, para que

Como informábamos en una portada reciente se ha presentado recientemente el Proyecto de Real Decreto  por el que se aprueban el Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, abierto el plazo para presentar alegaciones hasta el 21 de mayo, que se espera que se apruebe antes de finales de año.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 publicado el 5 de abril, art. 79 (pág. 90 y 91 del proyecto de ley) ya contempla una rebaja del impuesto de gases fluorados, que entrará en vigor a partir del 1 de septiembre de 2018 y tendrían vigencia indefinida. Aunque se prevé que el futuro Real Decreto se rebajen los requisitos para la instalaciones de equipos con R32, habrá que esperar a que éste se apruebe. Mientras,  el sector demanda soluciones inmediatas, que se adapten a sus necesidades reales. Continuará,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *