Publicado el

Gases de efecto invernadero: Eliminación gradual de HFC

Eliminación gradual HFC

En aras de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y frenar el calentamiento global, el Protocolo de Kioto y el Protocolo de Montreal fijaron los precedentes para reducir el uso de este tipo de refrigerantes que agotan la capa de ozono. Principalmente, se identificaron como sustancias agotadoras el cloro y el bromo, presentes en los HFC y se estableció un calendario para su eliminación gradual.

Los HFC son un tipo de gases de efecto invernadero, correspondientes a los hidrofluorocarburos fundamentalmente, usados en el sector de la refrigeración. Sus mayores inconvenientes, el alto índice de PCA (Potencial de calentamiento global ) y su permanencia en la atmósfera, por lo que son un tipo de gases de efecto invernadero con un alto impacto ambiental y contribuye al calentamiento global.

En Europa la normativa que regula la reducción de gases de efecto invernadero es la normativa F-Gas (Reglamento Europeo F-Gas 517/2014 ). Esta norma fija las prohibiciones en el uso de gases refrigerantes y su eliminación gradual, desde el 2015 que entró en vigor hasta 2030, fecha en la que se espera conseguir un 21% de reducción en el uso de HFC por su alto impacto en el medio ambiente.

En la siguiente tabla se indican los porcentajes relativos a la reducción de cuotas de los HFC a cada periodo:

Calendario eliminacion HFC
Tabla Reducción de cuotas de HFC en la UE, por Gas Servei

Calendario de eliminación de los HFC – Phase Down de los HFC (2018-2021)

Prohibición de refrigerantes R-404A y R-507A (2018-2021)

Si en 2015 fueron afectados los refrigerantes de neveras y congeladores domésticos que contenían refrigerantes HFC ≥ 150, ahora es el turno de los refrigerantes, el R-404A y el R-507A, dos refrigerantes de alto PCA que desde este año y hasta 2021 sufren las consecuencias del Reglamento de gases fluorados en cuanto a cuota de HFC en la Union Europea e importaciones en precargados.

calendario de reducciones, conocido como el Phase Down de los HFC

La reducción de uso de estos refrigerantes tiene consecuencias directas en el sector de la refrigeración, ya que el Phase Down de los HFC (eliminación gradual de HFC) unido a la limitación de 2500 en el Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA) del gas refrigerante en 2020 afecta de forma determinante en la subida de precios de estos refrigerantes, que desde principios de 2017 con incrementos del 500% en gases como el R-404A y a una escasez inmediata de estos fluidos y de las mezclas que los contienen.

Además, si el consumo de estos HFC no disminuye rápidamente, todos los demás HFC, incluidas las mezclas que contienen HFC, sufrirán las consecuencias de ello, advierten desde AREA, Asociación Europea de Instaladores de Refrigeración, Acondicionadores de Aire y Bombas de Calor, por lo que la recomendación es dejar de usar estos refrigerantes y buscar alternativas al R-404A y al R-507A.

Por eso, las asociaciones europeas AREA, SERCOM, EFCTC y EPEE, y secundado por la asociación nacional AEFYT, recomiendan dejar de usar este tipo de refrigerantes en las instalaciones frigoríficas para adaptarse cuanto antes a la normativa vigente y poder ofrecer soluciones eficientes y mas sostenibles.

Potencial de Calentamiento Atmosférico

El PCA, Potencial de Calentamiento Atmósferico indica en qué medida ese refrigerante afecta al calentamiento global midiendo la influencia de una determinada sustancia sobre el efecto invernadero respecto al Dióxido de Carbono (CO2) y teniendo referencia como referencia el calentamiento global producto de 1 unidad de CO2 (=1kg) en 100 años. Cuánto mayor es el PCA, mayor es el impacto ambiental de ese refrigerante, como en el caso de el R-404A y el R-507A, que tienen un PCA de  3922 y 3985, respectivamente.

El impacto ambiental de los gases refrigerantes se representa en kg de CO2 emitidos. Por ejemplo,  1 kg de R-134A , con un PCA de 1430 tiene un equivalente de 1.200 toneladas de CO2  frente a un 1kg R-404 , que expulsa unas 4.000 toneladas de Co2 a la atmósfera. La diferencia es sustancial.

Comparativa en toneladas de CO2 entre el refrigerante R-134A y el R-404A

A continuación resumimos  la eliminación de los HFC sobre el calendario de reducciones, conocido como el Phase Down de los HFC, y que se basa en un sistema de cuotas. Las cuotas se expresa en Toneladas de CO2 equivalente.  A continuación os resumimos brevemente la cuota de reducción para esta franja de años:

Resumen del calendario de eliminación de los HFC

  • Eliminación gradual de los HFC entre el 2018 y 2021, que afecta a los refrigerantes de mayor PCA, como el R-404A y el R-507A. Se establece un Phase Down para el uso de estos refrigerantes entre 2018 y 2021 en el que el uso de estos HFC tiene que verse recortado rápidamente, ya que de lo contrario, el reglamento afectará a todos los demás HFC, incluidas las mezclas que contienen HFC.
  • En equipos nuevos: El Reglamento de Gases Fluorados de la UE prohíbe el uso de HFC con un PCA ≥ 2500 en equipos nuevos de refrigeración a partir del 2020 y también para el servicio y mantenimiento en equipos de refrigeración con una carga de 40 T de CO2 equivalente o más ( = aprox. a 10kg. de R404A / R-507A).
  • A partir de 2022, los HFC con un PCA >_ 150 estarán prohibidos en todos los sistemas con centrales frigoríficas multicompresores compactos para uso comercial de ≥ 40 kW (excepto en ciertos tipos de cascada) y en refrigeradores y congeladores comerciales.
  • La única excepción son los HFC reciclados o recuperados que pueden seguir siendo usados en el servicio hasta el 2030 aunque tengan un PCA ≥ 2500
  • A los HFO puros, CO2, hidrocarburos, amoniaco, HFC reciclados o recuperados, etc, no les afecta la reducción gradual de los HFC.

Consecuencias de eliminación de HFCs

La no instalación de refrigerantes de alto PCA tiene dos consecuencias fundamentales y que están directamente relacionadas: por un lado, la escasez de refrigerantes de alto PCA y por otra, el incremento del precio de estos refrigerantes.

  • Esto conlleva a que la sustitución de refrigerante en instalaciones se encarece y no resulta rentable.
  • El sector de la refrigeración se enfrenta a que para una mayor y mejor adaptación al Reglamento de gases fluorados de la (EU 517/2014) la solución económica y medioambientalmente más rentable sea la renovación de equipos de refrigeración.

Como señala Manuel Lamúa, gerente de AEFYT, La preocupación en la industria del frío por la situación creada ante la escasez de gases refrigerantes y la escalada de precios en confluencia con la entrada en vigor de una nueva fase del Reglamento Europeo F-Gas es inmensa. Sin embargo, es urgente actuar para evitar problemas de desabastecimiento que tendrían consecuencias fatales para muchas empresas y repercutirían en el usuario final”. Además, continúa, “La industria del frío está haciendo un enorme esfuerzo en I+D para ofrecer soluciones eficientes en el menor plazo posible y ya estamos viendo resultados positivos que necesitamos afianzar”.

Tendencia a usar refrigerantes naturales en instalaciones

Existe en el sector de la refrigeración una tendencia actual hacia el uso de refrigerantes naturales. El amoniaco, el dióxido de carbono,..son refrigerantes naturales que se usan en instalaciones dadas sus características (PCA, permanencia en atmósfera, nivel de eficiencia energética). El sector de la refrigeración está en proceso de adaptación al uso de nuevos refrigerantes en instalaciones frigoríficas y, debe verse fortalecido por estos cambios, para que éstos se produzcan de forma eficiente, segura y progresiva.

2
Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
el más reciente el más antiguo el más votado
Notificar de
drsudoku
Invitado
drsudoku

gracias me fue de mucha ayuda gracias

Leire González CALORYFRIO
Invitado

A ti por comentar, nos alegra que resulte de utilidad 🙂