Publicado el

Europa fija la cuota de energías renovables en 32% para 2030 y desbloquea el autoconsumo fotovoltaico

Paneles solares fotovoltaicos en un tejado

Tras un largo debate entre los Gobiernos, el Parlamento Europeo y la Comisión, por fin ha habido consenso con respecto a las energías renovables. La nueva Directiva acordada, establece como objetivo que para el año 2030, el 32% de la energía total consumida sea renovable. Esta resolución final se sitúa entre el 28%, que era el que los Gobiernos demandaban, y el 35%, que era el que pedía la Eurocámara. Este punto de entendimiento está notablemente por encima de la cuota energética renovable europea actual, que está cerca del 17%. También se ha acordado que el acuerdo será revisable en el año 2023, para hacer las modificaciones necesarias.

Según han indicado algunos miembros del Parlamento, el acuerdo incluiría también ciertas ayudas económicas para los países más dependientes del carbón. Su objetivo es agilizar la transición energética en países como Polonia, para dejar de lado un combustible tan medioambientalmente obsoleto. Las zonas mineras de España, como Asturias o Castilla León, también se podrían ver beneficiadas por estas ayudas.

Por otro lado, debido a la rotunda negativa de los Gobiernos, este acuerdo no ha conseguido establecer objetivos individuales para los países. Habitualmente, estos objetivos fuerzan a que los estados  pongan énfasis en los objetivos ambientales. El hecho de contemplarse este aspecto en el acuerdo, da cierta manga ancha a los gobiernos. El progreso de los países para con los objetivos será estudiado, y se realizarán informes al respecto. Pero estos sólo serán indicativos, por lo que se prevé que no habrá sanciones.

Apoyo al autoconsumo y energía solar fotovoltaica

Una de las buenas noticias para el autoconsumo, que atañe especialmente a España, es la desaparición del peaje de respaldo. Esta tasa afectaba por ejemplo a la energía solar fotovoltaica, limitando su crecimiento. Según esta directiva, esta tasa queda vetada hasta el año 2026, en el que los estados podrán volver a estudiar su inclusión. La Directiva también contempla el establecimiento de un peaje al autoconsumo en la revisión de ésta en el año 2023. Pero no se aplicaría a potencias instaladas mayores a 10 kW, que es la que hay vigente hoy en día en España, sino que se aplicaría a las mayores de 25 kW.

Y las medidas que atañen al autoconsumo no terminan ahí. También se establece un derecho a cobrar por la energía que se aporte a la red, y se contempla la situación en la que los paneles solares de una vivienda pertenezcan a un tercero.

Esto supone un claro vuelco a las políticas sobre autoconsumo de España. Tanto la eliminación del peaje de respaldo del autoconsumo, como las medidas referentes a la remuneración por el aporte y la propiedad de terceros. Estas medidas sin duda van a incentivar el autoconsumo solar fotovoltaico. Si a esto le sumamos iniciativas como la de la multinacional Solaria, la cual va a invertir 600 millones de euros en energía solar en España, el futuro de la energía fotovoltaica en España parece estar recibiendo su empujón definitivo.

Adiós al aceite de Palma en los biocombustibles

En la Directiva acordada por la Unión Europea también se prohibirá totalmente el uso del aceite de palma en los biocombustibles. Este irá desapareciendo gradualmente hasta desparecer por completo en el año 2030. La presencia del aceite de palma en los biocombustibles implicaba un descontrol en las producciones agrícolas para su producción, conllevando explotaciones no sostenibles y deforestación. Su prohibición es una excelente noticia para el planeta.

Acuerdo de París

Como recordamos, el Acuerdo de París es una iniciativa que han firmado 194 países, y que ha sido ratificado por 146 de ellos. Este acuerdo busca frenar el Calentamiento Global que nos está llevando hacia un cada vez más visible Cambio Climático. En el tratado, se busca limitar las emisiones de efecto invernadero, para mantener el aumento de la temperatura global del planeta por debajo de los 2 ºC. Y en él, también se proponen esfuerzos adicionales para que este aumento no sea mayor que 1,5 ºC.

En cuanto a si las medidas acordadas en la nueva Directiva de Energías Renovables de la Unión Europea serán suficientes para cumplir con el Acuerdo de París, hay discrepancia de opiniones. Algunos miembros del Parlamento Europeo se muestran satisfechos, diciendo que serán suficientes para cumplir con los objetivos de dicho tratado.

En cambio, hay quien ve en esta medida poca ambición medioambiental. Por ejemplo, Florent Marcellesi, de Equo, no está especialmente satisfecha con esta Directiva, ya que la cree poco efectiva. Por otro lado, distintas ONGs celebran que Europa esté en el buen camino, pero también ven esta directiva como insuficiente ante el gran reto medioambiental al que se enfrenta la humanidad.

AGREGADOR DE CONTENIDOS CALORYFRIO SL, como responsable del sitio, te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados con la finalidad exclusiva de gestionar los comentarios que realizas en este blog, conforme a nuestra Política de Privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *