Publicado el 20/08/2019

Estufa de pellet en un piso: ¿es posible su instalación?

Estufa de pellet en piso

La biomasa está cogiendo cada vez más fuerza e importancia en el estado español. Al final del año 2018 operaban en España 298.399 estufas y calderas alimentadas con biomasa, 53.480 más que el año anterior. Es decir, que las instalaciones de este tipo han experimentado un aumento del 16,2% durante el año 2018. El usuario, como siempre, está al tanto de estas novedades y su interés con respecto a este tipo de energía crece, surgiéndole cuantiosas dudas al respecto. Hoy daremos respuesta a la siguiente duda: ¿se puede instalar una estufa de pellet en un piso?

¿Qué dice la normativa para las estufas de pellets y los pisos?

Quizá la normativa de más relevancia para la instalación de pellets en un piso es el RD 314/2006 del Código Técnico de la Edificación. Aquí se dice que, para evitar el riesgo de contaminación del aire interior de los edificios, la evacuación de productos de combustión de las instalaciones térmicas se producirá con carácter general por la cubierta del edificio, es decir, por el tejado. Por lo tanto, los gases derivados de la combustión de la quema de pellets no pueden salir por la fachada, ni de forma horizontal ni vertical.

Es importante también recordar que, si el suelo es de madera o de otro material inflamable, la estufa se debe apoyar en paneles de acero o de cristal templado. Estos paneles deben cubrir, además de la base y un espacio delante de la estufa. Las vigas o tablas de madera situadas por encima de la estufa o atravesadas por los pasos de humos también deben protegerse con arreglo a las normas de instalación vigentes.

¿Cómo puedo instalar una estufa de pellets en mi piso?

Legalmente es complicado poder instalar una estufa de pellets en un piso, ya que para la salida de humos antes mencionada se debe contar con una salida de humos que vaya por la fachada directamente hasta la cubierta. Y, para ello, se necesita el permiso firmado de todos los vecinos a la vez que nos hacemos cargo de limpiar la fachada en caso de que los gases de combustión de los pellets la ensucien.

Es cierto que los gases de combustión de este tipo de estufas no son tan oscuros ni olorosos, pero se deben contemplar los posibles desperfectos para ahorrarnos sorpresas.

Existen edificios en los que se cuenta con salidas de humo independientes incorporada, como por ejemplo en pilares huecos. En este caso, si las salidas de humos son independientes y no generales, como ocurre en las campanas extractoras, sí que se podría instalar una estufa de pellets.

El caso de los áticos o pisos superiores

Si existe una preinstalación de salida de humos y esta está en buenas condiciones, sin pedir permiso a nadie se podría instalar una estufa de pellets, ya que ya estaba contemplado en los planos y permisos del edificio. Si no se cuenta con una salida de humos de obra, se puede atravesar la terraza o salir a fachada. En ambos casos se están tocando elementos comunes y se vuelve a necesitar el permiso de los vecinos, pero al estar tan cerca de la cubierta los inconvenientes que se pueden crear por esta instalación serían mucho menores.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de