Publicado el

El deshielo del Ártico, consecuencia fatal del cambio climático

Mapa Ártico. Fuente: DSIDCFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Una de las consecuencias más evidentes del cambio climático que está afectando al Planeta es el deshielo del Ártico. En los últimos 30 años esta zona del Planeta ha perdido tres cuartas partes de hielo. Los datos demuestran que el total del hielo ártico se ha reducido en su conjunto un 3% cada diez años y el ratio de deshielo aumenta. Según datos del NSIDC, National Snow & Ice Center – Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve encargado de realizar estas mediciones, no solo la superficie de hielo desciende, también su volumen, que ha pasado de una media de 12.300 km3 entre los meses de septiembre de 1979 y 2011 a ser, en julio de 2014, de tan solo 8.300 km3. En febrero de este año ha alcanzado su máximo histórico en cuanto al grado más bajo registrado: 14,54 millones de kilómetros cuadrados (5,61 millones de millas cuadradas).

Gráfica Deshielo del Ártico, mediciones del NSIDC
Esta gráfica muestra que la máxima extensión de hielo de este 2015 es la más baja desde que el NSIDC realiza las mediciones por satélite, comenzadas en 1970.

Se podría decir que el Ártico es el aire acondicionado de la Tierra, ya que el hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio ayudando a mantener una temperatura fresca y actúa como un catalizador que ayuda a estabilizar la temperatura y la meteorología en todo el Planeta. Las consecuencias del deshielo del Ártico son inmediatas y graves. Entre ellas algunas de las que nos afectarán son el aumento de las temperaturas, el aumento del nivel del mar, la desaparición de flora y fauna y el ecosistema marino de la zona Ártica así como la liberación de gases como el metano, un gas de efecto invernadero que está atrapado en la corteza terrestre debajo del hielo y que al producirse el deshielo queda liberado a la atmósfera, con lo que se acelera el calentamiento del planeta.

Mientras la calidad de vida en el planeta se puede ver seriamente afectada por este suceso, cierto tipo de industrias y estados intentan rentabilizar el deshielo del Ártico.

Intereses económicos y militares por el control del Ártico

Explotación de recursos: La explotación de combustibles fósiles como el petróleo y el gas. El deshielo está provocando que una mayor superficie del Ártico sea navegable y por tanto, susceptible de explotación petrolífera. Una explotación de este recurso puede tener consecuencias nefastas para el aceleramiento del cambio climático ya que su extracción libera un gran volumen de de gases de efecto invernadero.

Ruta comercial: A nivel comercial representaría un cambio en la ruta comercial en detrimento del Canal de Suez, por el que hay que pagar un peaje y adem´s tiene más recorrido. La ruta del Norte supone un atajo a través del estrecho de Bering con 7.000 kilómetros menos que la ruta de Suez y libre de peajes, por ahora.

Zona geoestratégica La zona del Ártico también representa una zona de interés para los países que lo rodean. Grandes potencias como Rusia o Estados Unidos están volviendo a retomar las antiguas bases militares de la Guerra Fría con la intención de controlar esta zona.

La Organización Ecologista Greenpeace alerta de las consecuencias del Deshielo del Ártico y urge a tomar medidas urgentes, entre ellas el compromiso de los países que integran el Consejo Ártico (Canadá, Rusia, Noruega, Dinamarca, Islandia, los Estados Unidos, Suecia y Finlandia.) y de la UE para tomar medidas de protección contra esta zona del Planeta y la creación de un Santuario global en el Ártico que prohíba la extracción de petróleo y la actividad militar en la zona así como que se regule la actividad pesquera y el tráfico marítimo.

También recuerdan que la quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático e insta a que los recursos energéticos del Ártico permanezcan en el subsuelo y se impulse el desarrollo de energías limpias y renovables. En el último informe del IPCC del 13 de abril de  2014 el mensaje era claro y rotundo: el freno al cambio climático “requiere de una transformación urgente y fundamental de los sistemas energéticos en todo el mundo” y que las políticas climáticas estén orientadas a regular una reducción importante de las emisiones”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

2 comentarios en “El deshielo del Ártico, consecuencia fatal del cambio climático

  1. En nuestras manos está hacer cosas por un crecimiento sostenible. No sólo a un nivel macroeonómico. En los hogares se pueden tomar elecciones de amplio caldado medioambiental como puedan ser optar por calderas de biomasa, geotermia, energía solar, etc. Los grandes cambios siempre deben ir precedidos de los pequeños.

    1. Totalmente de acuerdo, Energías Renovables Toledo. Los pequeños gestos a nivel individual también cuentan.El uso de renovables como alternativa o complemento en las instalaciones térmicas es una excelente alternativa para reducir el nivel de emisión de gases contaminantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *