Eficiencia energética en edificación: ventajas y características de las casas pasivas

Proyecto Passivhaus en Lehrte, Alemania.
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Dada la importancia cada vez mayor de maximizar la eficiencia energética en las instalaciones hemos querido dedicar este post a las ventajas de los sistemas pasivos en la construcción y también las posibilidades de aplicación y beneficios para la rehabilitación de edificios. En España la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) es la encargada de promover y difundir las ventajas de las edificaciones pasivas. Esta asociación sin ánimo de lucro se encarga de estudiar las aplicaciones de las edificaciones pasivas a la situación climática de España y aportar al sector de la construcción las ventajas de aplicar sistemas pasivos en sus instalaciones. En estrecha colaboración con La Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid , FENERCOM, elaboraron en 2011 la Guía del estándar Passivhaus •edificios de consumo energético casi nulo, guía que recoge y analiza las características y ventajas de la aplicación del estándar Passivhaus en la construcción en aras de conseguir viviendas eficientes, con una demanda de energía casi nula.

¿Qué es una casa pasiva?

En esta guía se explica el funcionamiento de las casas pasivas mediante una sencilla analogía:

Mientas que la cafetera conserva el calor mediante resistencias eléctricas el termo conserva el calor gracias a sus propiedades de aislamiento térmico. Es decir, la cafetera usa un principio activo y el termo un principio pasivo. El funcionamiento de los edificios pasivos es como el de los termos, las propiedades pasivas del edificio consiguen mantener el confort térmico de la vivienda. El método y sistemática para la construcción de casas pasivas es siempre igual con variaciones de los diferentes elementos constructivos en función de las condiciones climáticas donde se actúe.

El estándar Passivhaus establece que la demanda de energía la vivienda sea de 15kWh/m2a para calefacción y a 15kWh/m2a para refrigeración, es decir unos niveles bajos de consumo de energía suficientes para tener un grado óptimo de confort en la vivienda. ¡Ojo! A veces se llega a decir que las “casas pasivas” no necesita calefacción. Esa expresión no es correcta, sería mejor decir que este tipo de construcciones no necesita el sistema de calefacción convencional.

A la hora de llevar a cabo un proyecto basado en este estándar será el promotor o proyectista el que marque los criterios de sostenibilidad que quiere alcanzar, ya que el estándar Passivhaus se limita al tema energético, marcando los criterios que se deben seguir para conseguir la máxima eficiencia energética en la edificación.

Características de las Casas Pasivas

Maximizar la eficiencia energética es la meta de las casas pasivas. Para ello, se tienen en cuenta aspectos como: Planificar la orientación de la vivienda para aprovechar al máximo la energía del sol, utilizar unos buenos materiales constructivos para aislarla adecuadamente, reducir los puentes térmicos y las pérdidas de aire para conseguir que la demanda en climatización sea realmente baja y con una calidad de aire interior muy elevada.

El recuperador de calor es una pieza clave del funcionamiento de un edificio pasivo, ya que mediante una ventilación mecánica, que recoge el calor que transporta el aire interior y lo transfiere al aire fresco que se recoge del exterior, atemperado, previamente filtrado y en perfectas condiciones higiénicas, consigue una correcta climatización de la estancia.

La construcción requiere un cuidado diseño y planificación de la construcción, con una fase de estudio previa que tiene en consideración el balance energético de la vivienda, incluidos los electrodomésticos, la iluminación, la protección ante el exceso de radiación solar,…El estándar Passivhaus realiza estos cálculos mediante un software específico, el PHPP (Passivhaus Planning Package), que permite ajustar los datos a las características del estándar Passivhaus.

El estándar fija que la energía primaria total demandada por el edificio, incluyendo climatización, iluminación, electrodomésticos, etc,…no debe superar los 120 kWh/m2a. La estanqueidad del edificio debe tener unos valores de 0.6 renovaciones/hora para una diferencia de presión entre el interior y el exterior de 50 Pascales. Para comprobar que se cumple este requisito es imprescindible realizar un ensayo Blower Door una vez finalizada la construcción del edificio que asegure que no va a haber filtraciones en el edificio.

Pese a que el término Passivhaus (PH) no está protegido el Passive House Institute (PHI) es el que fija los criterios para certificar una casa como Passivhaus, velando por la implementación correcta de los criterios definidos por el PHI y sirviendo de soporte durante el proyecto.

Hay que hacer hincapie en los numerosos recursos y energía que se consumen durante el proceso de transformación, transporte y colocación de los materiales de una construcción, por lo que este Estándar de construcción Passivhaus intenta minimizar los gastos energéticos en todo el proceso, ya que no tendría mucho sentido construir una casa autosuficiente consumiendo una cantidad excesiva de recursos materiales y energéticos.

Como podéis comprobar las ventajas del estándar Passivhaus en la edificación son innumerables. Son edificaciones eficientes, limpias, confortables y reducen considerablemente el consumo de energía en los edificios. Sin duda, la aplicación del estándar Passivhaus en construcción y rehabilitación será imprescindible para conseguir eficiencia energética en la edificación.

Más información:  Aplicación del estándar Passivhaus en la construcción y rehabilitación de edificios

Imagen del artículo: Concurso Fotográfico 6CEPH de PEP (Plataforma para la Edificación Passivhaus en España). Arquitecta y fotógrafa: Anne Vogt, VAND arquitectura. 

Leire González CALORYFRIO

Leire González CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo, especializada en Redes Sociales.
Nuestra experta en redes sociales y viralización de los contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com.
Leire González CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail