Publicado el

¿Cumplo los requisitos para acogerme al bono social?

(1 votos, media: 5,00)
Cargando…
Requisitos bono socialFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Llega el mes de febrero, el invierno se recrudece y las facturas energéticas también. En 2014  y según datos de ACA (Asociación de Ciencias Ambientales) unos 4,2 millones de personas en España se retrasó con el pago de las facturas en 2014,  y más de 6.000 millones de españoles  dedica más de un 10% de sus ingresos anuales al pago de la energía doméstica.

La problemática de la pobreza energética cada vez se hace más patente, unos 5 millones de personas, el 11% de la población,  no pueden mantener la temperatura adecuada en su vivienda durante estas fechas, y combatirla requiere de un enfoque multidisciplinar: rehabilitación energética, ayudas sociales,..y por ese motivo se han ido ampliando las coberturas sociales.

El Real Decreto-ley 7/2016, de 23 de diciembre, reguló el mecanismo de financiación del coste del bono social y otras medidas de protección al consumidor vulnerable  y  para los consumidores domésticos de energía eléctrica; y posteriormente, y el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre  amplía la definición sobre qué se considera un  consumidor vulnerable e incluye la figura del consumidor vulnerable en riesgo de exclusión social por la que se impide cortar el suministro eléctrico a personas que se encuentras en esta situación.

¿Qué es un consumidor vulnerable?

Este Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica. Se considera que un consumidor vulnerable es una persona con un bajo nivel de renta, entendida y medida según el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), en función del número de miembros que compongan la unidad familiar. Estos umbrales pueden verse incrementados si se acredita la concurrencia en uno de los miembros de la unidad familiar de determinadas circunstancias especiales, pero en principio se mide en función de  si la renta conjunta anual de la unidad familiar es igual o inferior:

– a 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la unidad familiar;

– a 2 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor en la unidad familiar;

– a 2,5 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

Adicionalmente, se reconoce a determinados colectivos la percepción del bono social con independencia de su nivel de renta, como ser familia numerosa, que todos los miembros de la misma que tengan ingresos, sean pensionistas del Sistema de la Seguridad Social por jubilación o incapacidad permanente, percibiendo la cuantía mínima vigente en cada momento para dichas clases de pensión, y no perciban otros ingreso, que el consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga discapacidad reconocida igual o superior al 33%, haber padecido situación de violencia de género, , condición de víctima de terrorismo, y en todo caso, esta situación debe ser acreditada y reconocida por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Además, este decreto añade una consideración que es la de Consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social, que son aquellos que cumpliendo los umbrales de renta de aplicación, estén siendo atendidos por los servicios sociales de una Administración autonómica o local en los términos previstos en este real decreto. Al consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social, no se le puede cortar el suministro eléctrico y los gastos son cofinanciados por la Administración Pública correspondiente y por las comercializadoras de energía eléctrica.

Bono social y tarifa de último recurso

El Bono Social se aprobó en 2009 como un mecanismo de ayuda para facilitar el pago del consumo eléctrico de ciertos tipos de consumidores y que, con posterioridad,  ha ido ampliando y mejorando las coberturas, por entenderse que es una obligación del estado proteger al llamado consumidor vulnerable.

El bono social solo pueden solicitarlo los usuarios que compran la electricidad en el mercado regulado a una Comercializadora de Último Recurso, también conocida como Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC). En caso de tener contratada la electricidad en el mercado libre se deberá realizar de forma previa el cambio a una Comercializadora de Último Recurso.

El bono social solo se aplica al consumo de electricidad, y no se aplica ni tiene su equivalente en ningún otro tipo de suministro energético y supone un 25% de descuento sobre el término fijo y variable de la factura de la luz y del 40% para el consumidor vulnerable severo.

El descuento se realiza en base a un consumo establecido, por lo que  si se ha sobrepasado ese consumo fijado, al icnremento no se le aplica el descuento, se factura al precio habitual.

Estos serían los consumos fijados por colectivos:

Límites anuales (prorrateo mensual) del Bono Social
Unidad familiar sin menores 120 kWh/mes (1200 kWh/año)
Unidad familiar con un menor 140 kWh/mes (1680 kWh/año)
Unidad familiar con dos menores 170 kWh/mes (2040 kWh/año)
Familias numerosas 300 kWh/mes (3600 kWh/año)
Pensionistas 140 kWh/mes (1680 kWh/año)

¿Quién se puede acoger al bono social?

Para poder solicitar el bono social hay que encontrarse en una de estas situaciones, ya que es una ayuda para colectivos o personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad y pueden tener dificultades para hacer frente a las facturas de electricidad.

Por este motivo, se establece que se puede optar al bono social en caso de:

  • Tener una potencia contratada inferior a 3kW en la vivienda habitual.
  • Tener 60 o más años de edad y ser pensionista del Sistema de la Seguridad Social por jubilación, incapacidad permanente o viudedad, percibiendo por ello la cuantía mínima vigente en cada momento para dichas clases de pensión con respecto a los titulares con cónyuge a cargo o a los titulares sin cónyuge que viven en una unidad económica unipersonal.
  • Tener 60 o más años de edad y ser beneficiario de pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez y de pensiones no contributivas de jubilación e invalidez.
  • Ser familia numerosa.
  • Formar parte de una unidad familiar que tenga todos sus miembros en situación de desempleo.

Se estima que ya unos  2,5 millones de hogares españoles se acogen a esta ayuda para hacer frente a las cuotas de la tarifa eléctrica.

Excepto las familias numerosas hasta que dejan de serlo,..todas las personas a las que se les ha solicitado el bono social, deben de renovar la solicitud al de dos años, para corroborar que siguen padeciendo esa situación y acreditarlo ante la comercializadora.

 

¿Cómo solicitar el bono social?

Como comentábamos antes, el primer paso para solicitar el bono es contar con tener un contrato con una Comercializadora de Último Recurso. Ten en cuenta que algunos contratos en el mercado libre pueden incluir clausulas de permanencia que deberás resolver antes de realizar el cambio.

Si ya cuentas con una tarifa de último recurso puedes solicitar los impresos para solicitar el bono social. A continuación te añadimos un gráfico de la CNMC que incluye un pequeño listado con las empresas comercializadoras de referencia, teléfonos, direcciones y correos electrónicos para que puedas ponerte en contacto con ellos de forma directa.

Listados de comercializadoras de Tarifa de Ultimo de Recurso
Listado de empresas comercializadoras de referencia. Fuente: CNMC

La solicitud del bono social requiere de entregar cierta documentación a la Comercializadora de Último Recurso que acredite que se cumplen las condiciones para tener ese descuento en la factura, tales como:

  • la Solicitud del Bono Social firmada por el titular del contrato de electricidad,
  • Declaración responsable firmada por el titular del contrato,
  • Certificado de empadronamiento del titular del contrato que acredite que el contrato está destinado al suministro de electricidad de su vivienda habitual.
  • Fotocopia del documento nacional de identidad (DNI) o del número de identificación de extranjero (NIE) del titular del suministro.
  • Fotocopia de la última factura de electricidad.
  • (Solo pensionistas) Certificado acreditativo de la condición de pensionista específico para el bono social. ¿Quién entrega el documento?- Organismo competente que gestiona la pensión.
  • (Solo Familias numerosas) Fotocopia del Carnet de Familia Numerosa.
  • (Solo desempleados) Fotocopia del libro de familia y justificantes de situación de desempleo.

Una vez recopilada toda la información, la documentación se entregará por los medios indicados por la comercializadora, generalmente mail, fax u oficina. En caso de no optar a este tipo de ayudas, te acosenjamos que para reducir la factura eléctrica, revises tu contrato, la potencia contratada e intentes ajustar lo más posible la tarifa a los hábitos de las personas que formáis la unidad familiar.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *