¿Cuál es la temperatura ideal de la calefacción?

Temperatura ideal de la calefacción
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

¿Cuál es la temperatura ideal de la calefacción? ¿Cómo conseguir el mayor confort en el hogar? Según recomienda el IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía) la temperatura ideal en el hogar está entre 19 y 21 grados. Por cada grado que subimos la temperatura de calefacción, se incrementa en un 7% el consumo de energía y además, ese aumento de temperatura provoca un exceso de calor y una sensación de disconfort térmico. 

Ahora bien, la temperatura de confort es un factor subjetivo ya que depende de la sensación que cada individuo tenga respecto al calor/frío que haga en una estancia determinada. Las necesidades de calefacción también varían a lo largo del día, no es lo mismo las primeras horas de la mañana, cuando se producen las heladas y las mayores bajadas de temperatura, que momentos en los que es posible aprovechar las ganancias de calor que permite el sol a través de las ventanas. Por la noche también varían y no es necesaria una temperatura tan alta como por el día, de hecho, es recomendable bajar la temperatura de calefacción unos grados, ya que el exceso de  calor perjudica el descanso nocturno.

Lo que sí es posible es regular la calefacción de tal manera que se intente conseguir el mayor confort posible en cada situación. Nuestra recomendación para conseguir una temperatura de calefacción ideal o, por lo menos, la más adecuada en cada momento, es que te decantes por sistemas de control y regulación de los sistemas de calefacción, ya que usándolos bien se consiguen ahorros significativos respecto a no usar ningún sistema de regulación.

A continuación te presentamos varios sistemas de regulación y consejos para usarlos de forma adecuada.

Consejos para regular la calefacción

Existen diferentes formas de medir y controlar  la temperatura en el hogar. Los termostatos de ambiente se encargan de medir la temperatura que hay en la vivienda permitiendo que la temperatura de confort se mantenga constante. Conectados a la caldera permiten controlar la temperatura de calefacción en el hogar para proporcionar el mayor confort a sus usuarios.

Para obtener mayor control sobre la instalación son recomendables los termostatos digitales programables, ya que permiten programar diferentes temperaturas para los diferentes horarios, adaptándose a los requerimientos que haya en el hogar para el uso de la calefacción.Los termostatos modulantes permiten un funcionamiento más eficiente, ya que al alcanzar la temperatura deseada, se reduce la temperatura de impulsión y la potencia, por lo que se aprovecha mejor la condensación y se ahorra energía. Los termostatos de última generación incorporan control wifi, por lo que a través de una sencilla aplicación es posible encender, apagar, programar y controlar la calefacción.

Usa Termostatos programables y regula en función de las necesidades de calefacción

Por la noche es conveniente que no haya un exceso de calor en las habitaciones. Más que apagar la calefacción se recomienda bajar la temperatura de calefacción a unos 17 – 18º  , ya que si apagamos la calefacción baja demasiado la temperatura de la vivienda y al arrancar de nuevo, el sistema de calefacción tiene que trabajar más para alcanzar la temperatura de confort. Por eso se recomienda, en vez de apagar la calefacción completamente, generando arranques y paradas, bajar unos grados la temperatura, para no perder confort ni demasiada temperatura dentro de la vivienda.

Las programaciones horarias que permiten los termostatos digitales son muy prácticas y permiten reducir el consumo energético, ya que es posible apagar/encender o regular la calefacción a distancia y encontrar  la vivienda con una temperatura confortable cuando nos ausentamos por varios días o a la vuelta del trabajo.

A través de este post Termostato digital inteligente: cuatro funciones clave para ahorrar calefacción te ofrecemos unos consejos para sacar el mayor partido a los termostatos más innovadores del mercado, que cada vez incorporan  más funcionalidades, entre ellas,  aprender de forma inteligente las pautas de comportamiento de los usuarios o fijar un precio fijo en calefacción.

Válvulas termostáticas en radiadores

Otra opción de regulación sería la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores, ya que permiten ajustar automáticamente la temperatura en cada radiador, obteniendo la temperatura de calefacción deseada en cada habitación, ya que no se necesita calentar con la misma intensidad todas las estancias de una casa.Las válvulas con cabezal termostático permiten un mayor control sobre el consumo energético así como una mejor distribución y reparto del calor en la vivienda.

El ajuste termostático de las válvulas recoge la temperatura ambiente por lo que cuando aumenta la temperatura en una estancia, bien por la entrada de sol por las ventanas o porque hay un mayor número de personas, la válvula se auto-regula cerrando la entrada de caudal de agua, para adaptarse a los nuevos requerimientos de temperatura.

Como hemos mencionado antes, la temperatura de confort es subjetiva, pero desde luego, para disfrutar de una buena temperatura en tu casa y no consumir energía de forma excesiva, opta por los sistemas de regulación y control. Disfrutarás de una temperatura óptima, controlando el consumo energético que se produce en tu vivienda y ahorrarás energía. ¡No lo dudes!

Artículo patrocinado por:

Saunier Duval

 

 

 

www.saunierduval.es

Leire González CALORYFRIO

Leire González CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo, especializada en Redes Sociales.
Nuestra experta en redes sociales y viralización de los contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com.
Leire González CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail