Publicado el

COP 23. Lucha contra el cambio climático

Cop 23Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Del 6 al 17 de noviembre se celebra en Bonn, Alemania, la Conferencia de la ONU sobre cambio climático (UN Climate Change Conference 2017). Esta conferencia mundial sobre el clima servirá para impulsar los acuerdos adoptados durante el Acuerdo de París (COP 21) y seguir avanzando en la lucha contra el cambio climático.

Durante estas dos semanas en Bonn se celebrarán multitud de actos sobre una amplia gama de cuestiones como la transparencia, la adaptación, la reducción de las emisiones, la financiación, la creación de capacidad y la tecnología. Conferencias, exposiciones,… y sin duda uno de los más importantes es el programa de negociación, donde se elaborarán las directrices para aplicar las disposiciones del Acuerdo de París.

Lucha contra el cambio climático, el gran desafío para las naciones

El principal objetivo de esta Conferencia Climática es seguir avanzando en todas estas áreas de manera que las directrices puedan quedar terminadas en la COP24 que se celebrará en Polonia en 2018. Y es que el camino emprendido requiere de una continua supervisión y corrección para poder hacer frente a los desafíos que se presentan en los próximos años.

Tal y como informan desde la página web United Nations Climate Change Los compromisos de los países siguen estando lejos de cumplir los objetivos del Acuerdo de París  y para garantizar que éste se cumpla los compromisos climáticos deben ser más ambiciosos.

Si recordamos,  el resultado de la  COP 21, El Acuerdo de París, fue  limitar el calentamiento global a menos de 2 °C y tiene sobre la mesa un objetivo más ambicioso, de 1.5 °C. El cumplimiento de estas metas reduciría la probabilidad de impactos climáticos severos que podrían dañar la salud humana, los medios de subsistencia y las economías de todo el mundo.

Sin embargo, la octava edición del Informe sobre la disparidad en las emisiones  considera que los compromisos nacionales solo alcanzarían un tercio de la reducción de emisiones requerida en 2030 para cumplir los objetivos climáticos, siempre que el sector privado y los actores subnacionales aumenten su tasa a un nivel que ayude a cerrar esta preocupante brecha.

Por lo que, incluso implementando todas las medidas, se prevé un aumento de la temperatura de, al menos, 3°C para el año 2100, lo que significa que los gobiernos deben comprometerse de forma más contundente en la revisión programada para 2020.

Medidas contra el cambio climático

Las palabras de Erik Solheim, director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, “Un año después de la entrada en vigor del Acuerdo de París, aún nos encontramos en un escenario en el que no estamos haciendo lo suficiente para salvar a cientos de millones de personas de un futuro doloroso”son duras y auguran unas condiciones nefastas para gran parte de la población. Si bien, apostando por las tecnologías adecuadas para un desarrollo sostenible se pueden mitigar los efectos del cambio climático.

El informe presenta formas prácticas de reducir las emisiones a través de una rápida acción de mitigación basada en opciones existentes en los sectores de la agricultura, la construcción, la energía, la silvicultura, la industria y el transporte.

Capítulo importante para otro de los principales causantes del calentamiento global:el uso de los hidrofluorocarbonos requieren de tomar médidas enérgicas. La Enmienda de Kigali y el Protocolo de Montreal, principales acuerdos para eliminar el uso y la producción de hidrofluorocarbonos, (productos químicos utilizados principalmente en el aire acondicionado, la refrigeración y el aislamiento con espuma) no son suficientes, ya que aún implementando la enmienda, se iniciará demasiado tarde como para impactar en la brecha de 2030, pero se hará una contribución real para alcanzar los objetivos de temperatura a más largo plazo.

Pese a que las emisiones de CO2 se han mantenido estables desde 2014, en parte gracias a las energías renovables, especialmente en China e India, el informe advierte que otros gases de efecto invernadero, como el metano, siguen al alza y que una racha en el crecimiento económico mundial podría volver a poner fácilmente las emisiones de CO2 en una tendencia ascendente.

Para evitar rebasar los límites impuestos en París, los gobiernos (incluso actualizando sus compromisos), el sector privado, las ciudades y otros deben buscar urgentemente acciones que produzcan recortes más profundos y rápidos.

Energias renovables y eficiencia energética para descarbonización de la economía

“Como la energía renovable y la eficiencia energética producen otros beneficios, como una mejor salud humana y empleos, exhorto a la comunidad internacional a cumplir con los fondos que prometieron para apoyar a las naciones en desarrollo en su acción climática”, dijo Ine Eriksen Søreide, ministra de Asuntos Exteriores de Noruega. “Los proyectos y políticas de energía renovable y eficiencia energética respaldados por socios son vitales para la descarbonización global, ya que proporcionan recursos clave y crean entornos propicios en regiones críticas”.

Sin duda, en los próximos años nos esperan grandes desafíos. Aún estamos a tiempo de tomar medidas que conduzcan a reducciones en el corto plazo y abran el camino a más cambios en la siguiente década. La descarbonización de la economía será lenta y paulatina pero es totalmente necesaria si queremos conseguir un desarrollo sostenible.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *