Publicado el

Contadores individuales para calefacción central

La calefacción central es un sistema para calentar el hogar que se basa en una caldera centralizada que abastece a una comunidad de vecinos. Este tipo de sistemas permiten simplificar las instalaciones de muchos edificios residenciales. Pero también conllevan un descontrol en los costes y el reparto de la energía, generando pérdidas y descompensaciones en las facturas de cada vecino. Para regular los sistemas centralizados existen los contadores individuales o repartidores de gastos. Equipos que serán obligatorios en un plazo de tiempo relativamente corto.

La Directiva 2012/27/UE

España prevé transponer la Directiva 2012/27/UE referente a la eficiencia energética para antes del año 2021, para el cual ya existe un proyecto. Esto implica que, para esa fecha, será obligatorio que todos los hogares españoles con calefacción central cuenten con sistemas de medición individuales. Una medida que afectará a cerca de 1,7 millones de hogares españoles, según datos aportados por la empresa Gomez Group Metering. Datos significativos que, con la obligatoriedad de la medida, suponen gran cantidad de instalaciones en todo el país.

Si os interesa la normativa referente a los contadores individuales, podéis visitar el siguiente artículo.

¿Qué son los contadores individuales y los repartidores de costes?

Cuando se miden los gastos de una calefacción central en un edificio, es imposible conocer cómo se han repartido los consumos entre los vecinos, lo que imposibilita un reparto justo de los gastos y consumos. Los contadores individuales dan solución a esta problemática, midiendo la energía consumida en una vivienda. Es importante destacar que estos sistemas sólo son viables en viviendas con instalaciones en forma de anillo, ya que todos los radiadores de esta están conectados al mismo circuito.

En cambio, si la distribución del agua caliente está en columnas verticales, se conectan al mismo circuito radiadores de diferentes pisos. Esto imposibilita, mediante un contador de energía, saber cuánta energía consume cada vivienda. Para estos casos se instalan los repartidores de costes, que son sistemas que estiman el consumo de un radiador en base a la temperatura a la que esté o a la diferencia de temperatura entre el radiador y el ambiente. Estos sistemas también permiten repartir los costes entre las diferentes viviendas en sistemas de distribución horizontales.

Ahorro y reducción de costes

En muchas ocasiones, los sistemas de medición individuales van acompañados de válvulas termostáticas que permiten a los radiadores funcionar de forma inteligente. Permitir tener un control sobre el consumo, y una responsabilidad unitaria sobre los costes, supone un cambio de mentalidad con respecto a los gastos. Este cambio de conciencia puede suponer un ahorro de cerca del 20%, tal y como demuestra un estudio realizado por el grupo de investigación ENEDI de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao.

Si el gasto corre por cuenta de cada vivienda, los inquilinos evitarán que la calefacción quede abierta cuando no hay nadie en casa, o cuando se tienen las ventanas abiertas, evitando pérdidas innecesarias.

AGREGADOR DE CONTENIDOS CALORYFRIO SL, como responsable del sitio, te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados con la finalidad exclusiva de gestionar los comentarios que realizas en este blog, conforme a nuestra Política de Privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *