Consejos para dormir bien con aire acondicionado

Dormir bien con aire acondicionado
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Es bien sabido que el calor es una de las principales causas de insomnio en verano. Los expertos sitúan el “umbral del sueño” entre los 22 y los 24 grados por lo que cuando las temperaturas nocturnas superan este nivel, como es el caso durante las olas de calor, resulta difícil conciliar el sueño. Pero, ¿Cómo combatir el calor para dormir bien en verano? ¿Es recomendable dormir con el aire acondicionado encendido toda la noche?

Según un estudio realizado por una conocida marca de climatización, 8 de cada 10 personas no pueden dormir bien en verano sin aire acondicionado. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el gasto energético que puede suponer tener el equipo encendido durante tantas horas. Por eso, para no renunciar a dormir bien y a utilizar para ello el aire acondicionado, te damos una serie de consejos para dormir bien con aire acondicionado.

Cómo dormir bien con aire acondicionado

Programa el aparato en modo noche

Los aparatos de aire acondicionado modernos cuentan con distintos programas de uso. El programa nocturno está específicamente diseñado para utilizar el equipo durante las horas de sueño, minimizando su consumo energético.

El acondicionador funciona hasta alcanzar la temperatura introducida y luego se para. A la hora, aproximadamente, la temperatura introducida aumenta de nuevo automáticamente 1°C. De este modo se ahorra energía sin perjudicar el confort nocturno.

No superes los 24 grados de  temperatura por la noche

Si nuestro aparato no dispone de modo nocturno, programar el aparato a no menos de 24 grados, que es la temperatura recomendada por el IDAE, ya que sino la habitación se encontrará demasiado fría y no estará en condiciones óptimas de confort.

Evita el flujo de aire directo

Es preciso instalar el aparato de aire acondicionado de forma que el flujo del aire no se dirija directamente hacia la cama. Recibir un flujo constante de aire frío durante toda la noche no es saludable ya que podemos sufrir un choque térmico que se traduzca en enfermedades de garganta.

Una opción para evitar este flujo directo de aire es programar el aparato en modo “swing” de forma que las aspas varíen la dirección de la salida del aire distribuyéndolo por la estancia de forma indirecta.

Otros consejos prácticos para minimizar el uso del aire acondicionado por la noche

Otra serie de medidas sencillas pueden servir de apoyo al uso del aire acondicionado, para minimizar el uso de éste lo más posible y reducir así gastos del consumo energético. Colocar un ventilador enfocado hacia la ventana para evitar la entrada del calor, dormir ligeros de ropa y lo menos tapados posibles, beber agua fresca y cenar ligero, incluso darse una ducha con agua templada antes de meterse en la cama puede ayudar a conciliar el sueño.

PIDE PRESUPUESTO PARA INSTALAR AIRE ACONDICIONADO

 

Limpia los filtros del aire acondicionado

Un gesto importante que los usuarios suelen olvidar. La limpieza de los filtros de la unidad interior  es fundamental, concretamente, antes del verano para mantener el equipo de climatización en perfecto estado de funcionamiento durante más tiempo y ahorrar energía, tanto de día como de noche.

Además, con los filtros limpios, mejoraremos la calidad del aire que respiramos y evitaremos también la sequedad de las mucosas, garantizando un uso saludable del aire acondicionado.

 

Artículo actualizado en abril de 2017

Idoia Arnabat CALORYFRIO

Idoia Arnabat CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo con amplia experiencia en gestión de contenidos para medios escritos y digitales. Realiza las labores de redacción, maquetación y publicación de los contenidos multimedia del portal. Nuestra pluma de la actualidad y contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com
Idoia Arnabat CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail