Consejos para ahorrar en calefacción en invierno

Consejos ahorrar en calefacción en invierno
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

En España, principalmente las principales fuentes de energía que usamos para disponer de calefacción y agua caliente en el hogar son los derivados del petróleo y la electricidad, bien sea ésta generada a partir de fuentes de energía renovable o de centrales térmicas de carbón. Además, el consumo de calefacción y agua caliente durante el invierno se incrementa notablemente y representa el mayor consumo energético que realizamos en nuestras viviendas. Según datos del IDAE, más de un 60% del consumo de energía en los hogares se destina a la calefacción (46%) y al agua caliente (21%), por lo que incidir tanto en un uso eficiente como en sistemas de mayor eficiencia energética representa ahorrar en calefacción y agua caliente.

Nos encontramos con un elevado consumo energético en el hogar,  con precios elevados tanto de la electricidad como del gas, gasóleo, y también con otro dato importante, con aislamientos deficientes en el parque inmobiliario español que provocan que tengamos que usar la calefacción para tener unos niveles óptimos de confort en las viviendas. Por todos es conocido ya el problema de no poder hacerlo, conocido como pobreza energética, que afecta a más de 5 millones de personas en España y que está relacionada precisamente con esto, con no poder mantener la vivienda a una temperatura adecuada, que afecta a la salud y que se relaciona con no poder hacer frente a las facturas energéticas elevadas.

Como puedes ver, ahorrar en calefacción en invierno no es tarea fácil  ya que intervienen muchos factores. Te ofrecemos unos consejos de calefacción con la intención de que aplicándolos todos aprendamos a hacer un mejor uso de los sistemas de calefaccion de los que disponemos en el hogar y conozcamos sistemas más eficientes.

Ahorra en calefacción con sistemas eficientes

Como comentábamos en el artículo Sistemas de calefacción eficientes para una casa a la hora de decantarse por un sistema de calefacción para el hogar hay que tener en cuenta muchos factores: además de la orientación y ubicación geográfica, tiene que ver el tipo de vivienda, si es habitual o de segunda residencia,… el sistema de calefacción que usemos es un factor clave que también determinará el tipo de consumo y gasto que se genere.

El gas natural es el combustible que más usamos para la calefacción y el agua caliente. La diferencia entre usar una caldera de condensación y usar una convencional es notable, la caldera de condensación por su propio funcionamiento ahorra combustible y reduce las emisiones de CO2, por lo que si tienes que renovar la caldera o acaba de llegar la red de suministro a tu edificio, adquiere una caldera de condensación. Te explicamos más en este artículo: Por qué instalar una caldera de condensación

También existen otras alternativas al gas natural a tener en cuenta. La biomasa es una energía que reduce las emisiones directas y usa un combustible ecológico como es el pellet, la aerotermia se vislumbra como una tecnología en alza, ya que su eficiencia energética es muy elevada y es capaz de transportar más calor que la energía eléctrica que consume por lo que aunque por ahora el estudio de parque de bombas de calor apuntaba a que hay unos 12 millones de bombas de calor instaladas en España, estamos seguros de que esta cifra irá creciendo y esta tecnología asentándose en nuestro país por sus claros beneficios energéticos y  medio ambientales. En este artículo te explicamos  cómo ahorrar energía con la bomba de calor y por qué puede considerarse el mejor sistema de calefacción para una casa.

Como siempre, a la hora de adquirir un equipo o sistema de calefacción, consulta el consumo energético en la etiqueta energética y asegúrate de que es un equipo con clasificación energética alta, ya que contra mayor eficiencia tiene un sistema, menor es su consumo energético.

PIDE PRESUPUESTO PARA INSTALAR CALEFACCIÓN

Ahorrar en calefacción con buenos hábitos energéticos

No sólo los sistemas tienen que ser eficientes, la forma en que los utilizamos tiene mucho que ver. Por eso te ofrecemos que para mantener la temperatura ideal de calefacción en el hogar uses termostatos, que te permitirán programar la temperatura, apagar y encender la calefacción a distancia. El uso de termostatos suele implicar ahorros de energía de hasta un 30% respecto a no contar con elementos de control. Además,  los actuales sistemas de conectividad permiten controlar la temperatura del hogar desde cualquier lugar con conexión a internet a través del móvil o tablet.

En cuanto a los radiadores, una manera de ahorrar es instalar válvulas termostáticas en cada radiador para controlar y regular de forma individual cada radiador, de esta manera si no se necesita calentar una habitación , es posible mediante los cabezales termostáticos, por lo tanto, mayor ahorro de energía.

Adquirir buenos hábitos energéticos, como no encender la calefacción si no es necesario, no abrir ventanas cuando está funcionando la calefacción, ventilar la casa durante 10 minutos, no abusar de la temperatura de calefacción, etc,…nos permitirá disfrutar de un mayor confort en el hogar y no elevar el gasto en calefaccion. Tal y como aconseja el IDAE  por cada ºC en que se incrementa la temperatura de un edificio o vivienda, el consumo energético aumenta en un 7%, al igual que el gasto en calefacción y las emisiones de CO2).

Ahorrar en calefacción con un buen mantenimiento

No nos olvidemos de un aspecto fundamental, el mantenimiento de los equipos. Las revisiones e inspecciones periódicas son fundamentales tanto para garantizar la seguridad como el correcto rendimiento de los equipos.

Antes de la temporada, revisa los sistemas: purgado de radiadores, limpieza de filtros de los equipos con bomba de calor y pon a punto tu caldera con la revisión obligatoria. Consulta con un instalador acreditado o con el servicio técnico oficial para que tu caldera funcione a pleno rendimiento.

Para terminar, no queremos olvidarnos de un aspecto fundamental para ahorrar en calefacción: Invertir en aislamiento. Solo mejorando el aislamiento de una vivienda se reduce la demanda de energía por lo que Aislamiento= ahorro en calefaccion.. Consulta las ayudas a la rehabilitación disponibles en tu comunidad

Y no podemos terminar sin hacer referencia al precio de la electricidad. El informe sobre el Panel de Hogares del segundo trimestre de 2016 realizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) revela que casi la mitad de los hogares españoles desconocen qué tipo de tarifa tienen contratada y que un 51,7% contrata el gas natural y la electricidad con la misma compañía, por lo que puede ser una buena opción para ahorrar en calefaccion revisar la Tarifa eléctrica y de gas que tengas contratada y tener en cuenta estas recomendaciones a la hora de contratar ofertas de gas y electricidad.

Leire González CALORYFRIO

Leire González CALORYFRIO

Dpto. Contenidos y Comunicación.
Licenciada en Periodismo, especializada en Redes Sociales.
Nuestra experta en redes sociales y viralización de los contenidos.
Artículos de la autora en caloryfrio.com.
Leire González CALORYFRIO
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail