Publicado el

¿Cómo funciona una estufa de pellets?

Estufa de pellets

Las estufas de pellets son un sistema de biomasa a partir de los restos de madera de aserraderos y talleres. Pero, ¿qué son realmente? ¿Cómo funcionan las estufas de pellets? ¿Qué tipos de estufa podemos encontrar? ¿Son realmente sostenibles y respetuosas con el medio ambiente? En este artículo vamos a tratar de dar respuesta a todas esas cuestiones.

El combustible: Pellets

Antes de comenzar a hablar de cómo funciona una estufa de pellets, debemos aclarar qué es un pellet. Los pellets son pequeñas piezas cilíndricas de madera natural prensada y sin tratar. Este combustible se fabrica utilizando virutas de madera provenientes de los aserraderos, que son secadas y prensadas para su revalorización calorífica. Los pellets son también considerados un combustible renovable, ya que se basan en la plantación sostenible de árboles, ofrecen un precio competitivo contra los combustibles fósiles convencionales y tienen un alto poder calorífico. En el siguiente enlace podéis comprobar también el precio de los pellets.

Funcionamiento de la estufa de pellets

Las estufas de pellets cuentan con un depósito desde el que los pellets se van introduciendo de forma automática a la estufa. La cámara de combustión tiene una ventilación forzada, que introduce un flujo de aire al cenicero para mejorar la combustión. Por otro lado, cuando la quema de pellets comienza, y el calorsube hacia el intercambiador, automáticamente se enciende un ventilador que toma aire frío de la estancia y expulsa aire caliente otra vez hacia la habitación. Para saber qué potencia consume nuestro sistema, podéis consultar este artículo.

Cómo funciona una estufa de pellets

Tras el arranque, la estufa entra en su modo de funcionamiento normal, en el que, gracias a unos sensores térmicos, detecta cuándo la estufa alcanza las temperaturas que nosotros hemos demandado. En ese momento, la combustión se para. La estufa vuelve a arrancar su proceso de quemado cuando las temperaturas vuelven a bajar, manteniendo siempre una sensación térmica confortable.

Como hemos comentado, la estufa calienta principalmente mediante un caudal de aire caliente que está en contacto con los gases de combustión gracias a un intercambiador de calor. Este caudal de aire caliente se canaliza hacia la parte frontal de la estufa, mientras el caudal de los gases contaminantes se expulsa al exterior. Hay que tener en cuenta que el aire caliente no es el único método de calentar que tienen las estufas de pellets. El sistema también calienta mediante radiación a través de la ventana de la cámara de combustión, de forma similar a las chimeneas de fuego bajo.

Al abandonar la estancia es importante apagar la estufa. Al ser desconectada, los pellets dejan de entrar a la cámara de combustión. Para que el apagado se realice de forma adecuada, es importante desconectarla desde su panel de control, y no desenchufarla.

Tipos de estufas de pellets

A la hora de decidirte qué estufa de pellets comprar, tienes que tener en cuenta que existen diferentes opciones. De forma sencilla, se podría decir que hay tres tipos de estufas de pellets en base a su diseño: las estufas de aire forzado, las estufas de pellets canalizables y las termoestufas o hidroestufas.

Las estufas de aire forzado son las genéricas, las que tienen un flujo de aire que va a la cámara de combustión, y otro flujo de aire que sale hacia la habitación. Las estufas de pellets canalizables, a diferencia de las de aire forzado, pueden canalizar el aire caliente hacia las diferentes estancias mediante canalizaciones. Finalmente, las termoestufas o hidroestufas pueden calentar agua para llevarla a las calefacciones. Por lo tanto, estas últimas son como pequeñas calderas.

Encuentra aquí tu producto con instalación

Medio ambiente

Los pellets son un biocombustible considerado como energía renovable y limpia. Si bien es cierto que la deforestación y la tala descontrolada de árboles son un problema mundial, los pellets tienen su origen en las sobras de madera como las virutas o el serrín. Y aparte de ser una revalorización del material que, de otra forma, no se utilizaría, también forman parte de plantaciones de árboles sostenibles.

Estas plantaciones cumplen estrictas normas de cultivo, respetando las propiedades del terreno y evitando explotaciones descontroladas. Estos sistemas de cultivo también talan y plantan árboles de forma continua, generando un círculo sostenible que no destruye los bosques, y asegura el recurso de cara al futuro. Por este motivo los pellets de madera están considerados como una energía renovable.

Pero ¿es una energía limpia? La combustión de los pellets genera, al igual que la mayoría de los combustibles, ciertas emisiones a la atmósfera. Pero, tal como explica William H. Schlesinger, autor del artículo “Are wood pellets a green fuel?” de la revista Science, los pellets son una energía respetuosa con el medio ambiente. Esto lo argumenta diciendo que el CO2 que esta biomasa emite al quemarse, es compensado por el CO2 que ha absorbido en su etapa de árbol. Por lo tanto, este balance nulo de emisiones lo convierte en una energía verde.

2
Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
el más reciente el más antiguo el más votado
Notificar de
Alfonso
Invitado
Alfonso

Según el RITE es necesario evacuar los humos de una estufa de pellets a cubierta, lo que limita la posibilidad de utilización, al no disponer todas las viviendas de una salida al tejado. El RITE habla de combustibles fósiles y no tiene en cuenta que los pellets se consideran renovables.
Es posible algún cambio en la actual normativa?