Publicado el

¿Cómo funciona un deshumidificador y para qué sirve?

condensacion-ventana

La humedad es uno de los aspectos que también debemos tener en cuenta a la hora de valorar el confort de una estancia. El porcentaje de humedad relativa óptimo para el bienestar ronda entre el 45% o el 55%, por lo que convivir con porcentajes superiores tiene sus consecuencias. La humedad afecta a muebles, electrodomésticos y paredes, así como a la habitabilidad y a la salud humana. Alto niveles de humedad en el aire son perjudiciales para las personas mayores con problemas respiratorios y para los enfermos de asma. Por ello, es necesario controlar esos valores de humedad mediante un deshumidificador.

¿Qué es un deshumidificador?

Un deshumidificador es un equipo eléctrico que filtra el aire de la estancia para extraer la humedad presente en él. Es un equipo rápido, sencillo y eficaz, que incide directamente en la reducción de la humedad del aire. Existen diferentes modelos en función de las características de la estancia que se quiera deshumidificar.

¿Cómo funciona un deshumidificador?

Los deshumidificadores son equipos que tienen un ventilador interno que aspira el aire con humedad de la estancia, y lo dirige hacia el sistema de deshumidificación. Tras este proceso, el aire vuelve seco a la habitación.

Existen dos tipos de deshumidificadores en función del modo en el que realizan el proceso de eliminación de humedad.

Deshumidificador con compresor

Son los modelos más comunes para los problemas de humedad. El funcionamiento de estos equipos es sencillo: el aire es aspirado gracias al ventilador, es filtrado y llevado a un condensador. La baja temperatura del condensador permite la condensación del vapor de agua contenido en el aire, que se convierte en líquido y se almacena en un depósito de agua que el deshumidificador lleva adherido. El aire vuelve a ser expulsado al sistema recalentado, para que esté a temperatura ambiente. Debemos recordar también que el tanque de agua se va llenando con el tiempo, y que debemos vaciarlo.

Deshumidificador con gel de sílice o desecantes

Más utilizado en espacios con temperaturas muy frías, el funcionamiento de este equipo se da sin compresor o refrigerante. En este caso, el aire es aspirado y dirigido a un rotor de sílice que absorbe la humedad presente en el aire. El resultado, al igual que en el caso anterior, es un aire seco con una buena temperatura.

También es importante comentar que existen gran variedad de tamaños de deshumidificadores, con cargas muy diferentes. Esto ocurre porque pueden ser tanto de uso doméstico como industrial.

Beneficios del uso de un deshumidificador

La gran mayoría de equipos de deshumidificación son portátiles, por lo que podrás utilizarlo en todas las habitaciones de tu vivienda transportándolo con facilidad gracias a las ruedas que habitualmente tiene. Por otro lado, en caso de tener la costumbre de tender la ropa en casa, el deshumidificador permite que toda la humedad que la ropa desprende no vaya a parar a los muebles, evitando su deterioro. También es bueno para las alergias y ciertos problemas respiratorios, porque evita la proliferación de los ácaros y de las esporas de moho por el aire.

Finalmente, una de sus ventajas más prácticas es que no requiere de una instalación para comenzar a funcionar. Únicamente con conectarlo a la red bastaría para que empezase a funcionar. Y tú, ¿tienes ya un deshumidificador?

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de