Publicado el

Claves para elegir el mejor termo eléctrico

Mejor termo eléctrico

Los termos eléctricos son uno de los sistemas de producción y acumulación de agua caliente más utilizado en los hogares españoles, ya que son un sistema económico que nos permite obtener agua caliente de forma rápida y eficiente.
Una de sus mayores ventajas es su facilidad de instalación, ya que tan solo requieren de una toma eléctrica para su instalación y funcionamiento. Eso sí, a la hora de elegir el mejor termo eléctrico para nuestra vivienda hay que tener en cuenta las características de nuestro hogar, la demanda de agua caliente que realizaremos, el consumo energético y las propiedades del termo para decantarnos por el que mejor se adecúe a nuestras preferencias y necesidades de agua caliente.

Capacidad del termo eléctrico

Los termos eléctricos son aparatos para la producción y acumulación de agua caliente por lo que encontramos termos de diferentes capacidades, que van desde los 5 litros los más pequeños, hasta los 200 o 300 litros los de mayor capacidad.

El consumo de agua caliente que se hace en una segunda residencia o en una casa con familia numerosa dista mucho uno de otro, por lo que es conveniente hacer un cálculo del consumo de agua caliente que se hace en el hogar y tener en cuenta nuestros propios hábitos: número de personas que habitan en la vivienda, número de cuartos de baño, momentos de consumo (por ejemplo cuándo se duchan las personas que habitan la casa; si lo hacen de forma seguida o en distintos momentos del día) e incluso cómo queremos controlar el funcionamiento del termo (digital, analógico, con control via internet) .

Tipo de instalación

Además de la capacidad en litros, necesitamos que el termo eléctrico se adapte a las características de nuestra vivienda o a la estancia en la que vaya a ser instalado. Con esa finalidad, encontramos en mercado termos de instalación vertical; horizontal; reversibles; Slim, específicos para espacios estrechos; y compactos, ideales para espacios especialmente reducidos.

Termo eléctrico BiLight compacto

Fabricación de alta calidad

Es importante que los materiales con los que está fabricado el termo sean de alta calidad y que el interior del termo incluya algún tipo de revestimiento o aislante, ya que de esta manera el termo eléctrico será más eficiente en su labor de calentar y mantener el agua caliente, lo que conllevará un menor consumo energético al minimizar las pérdidas de calor y una vida útil del termo mayor, ya que tendrá una mayor protección contra la corrosión.

Por eso, recomendamos los termos fabricados con altos estándares de calidad y con tecnologías que garanticen menores pérdidas de energía apostando por productos de alta eficiencia energética.

Disponibilidad de agua caliente

Una de las mayores virtudes de un termo eléctrico es la disponibilidad de agua caliente de forma inmediata gracias a la acumulación de la misma en su interior. La encargada del calentamiento de agua en el interior del termo es la resistencia eléctrica, que transmite calor al agua hasta que esta alcanza la temperatura deseada. Llegados a este punto, la resistencia se apaga y el material aislante del termo se encarga de mantener la temperatura del agua. A medida que el agua caliente se va usando, va entrando agua fría en el calderín y la resistencia se pone de nuevo en marcha para ir calentando de nuevo el agua.

Sin embargo, existen también termos que integran además un intercambiador de calor, e incluso dos, lo que garantiza un calentamiento más rápido del agua y, por tanto, disponer de la misma de forma inmediata. Este tipo de termos con intercambiador de calor integrado son ideales cuando se demanda agua caliente en grandes cantidades, o bien, de forma constante.intercambiador de calor

Protección anticorrosión

El mayor enemigo del termo eléctrico es la cal. Al ser un acumulador de agua caliente es importante que el termo eléctrico cuente con resistencias anticalcáreas y el llamado ánodo de magnesio o de sacrificio, un elemento cuya misión precisamente es atraer la cal para que esta no se acumule sobre la resistencia sino sobre él mismo, de ahí el sobrenombre de “ánodo de sacrificio”.  Es fundamental por tanto hacer revisiones periódicas del ánodo para detectar a tiempo los depósitos de cal y sustituirlos antes de que pueda ocasionar daños mayores al aparato.

En las zonas con aguas duras o altamente mineralizadas, es muy común que se produzcan incrustaciones de cal sobre la resistencia, restando eficacia y eficiencia a este elemento en particular y al termo en general. Por ello, es importante tener en cuenta este aspecto si vivimos en zonas de agua dura para asegurar una larga vida útil del termo. Así encontraremos termos con resistencias blindadas con recubrimientos específicos, como el vitrificado, o resistencias envainadas.

Resistencia envainada

Simultaneidad de agua caliente

Otra de las mayores comodidades que nos puede otorgar un termo eléctrico es la simultaneidad de agua caliente en varios puntos de la vivienda. Por ejemplo, que mientras una persona se está duchando en un cuarto de baño otra persona pueda usar el agua caliente en la cocina. Esto garantiza un confort inmediato y es un punto a tener en cuenta, ya que permite disponer del agua caliente a la vez, sin necesidad de esperar que el termo caliente de nuevo el agua caliente. Para garantizar este suministro nos debemos fijar en la capacidad del termo y asegurarnos de que el litraje se adecúa a nuestras necesidades y hábitos de consumo. Para asegurarnos en nuestra elección, lo adecuado es buscar el asesoramiento profesional en el punto de venta o del servicio técnico que le aconseje cambiar su viejo equipo.

Consumo energético

El consumo energético es un aspecto que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un termo eléctrico, ya que de ello dependerá que nuestra factura de la luz sea mayor o menor, por lo que es conveniente que el termo disponga de dispositivos de control como termostatos regulables, diferentes modos de funcionamiento que  optimicen el trabajo del termo, posibilidad de programar el funcionamiento del termo, ya sea de forma analógica, digital o a través de internet. También es importante seguir los consejos de mantenimiento del termo, de forma que evitemos posibles deposiciones de cal o procesos corrosivos.

De esta manera, podemos reducir el  consumo energético derivado del termo  y hacer una gestión más eficiente del agua caliente en el hogar.

Tener en cuenta todos estos aspectos te ayudará a elegir el mejor termo eléctrico para tu vivienda y ten en cuenta que el mejor termo eléctrico es aquel que produce y cubre las necesidades de agua caliente que se producen en tu hogar de forma eficiente.

Artículo patrocinado por:





www.tesy.es
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *