Publicado el

Casas Ecológicas: las construcciones verdes

casas-ecologicas

La sostenibilidad es un concepto importante a la hora de realizar cualquier actividad. Un desarrollo sostenible implica asegurar el bienestar de las generaciones presentes sin comprometer el de las generaciones futuras, tanto en materia de calidad de vida como de recursos. Una casa ecológica, implanta esta idea en la construcción, creando casas con una alta eficiencia energética y con un mínimo impacto en el medio ambiente. Pero ¿en qué medidas de diseño y utilidad se traducen todas estas ideas? Hoy explicaremos en qué consiste una casa ecológica, también llamada bioconstrucción.

Construcción y medio ambiente

El Análisis del Ciclo de Vida aplicado a la construcción, consiste en estudiar los impactos ambientales en todas sus etapas de vida. En el caso de las casas ecológicas, al igual que en todos, también debemos tener en cuenta las primeras y últimas etapas de la edificación. Por ello, en primer lugar, debemos estudiar el impacto de construir un edificio en el entorno elegido. La fauna, la flora, los ecosistemas, o la presencia de aguas subterráneas son factores importantes para no alterar el entorno.

Una vez elegida localización, hay que pensar los materiales con los que vamos a construir la vivienda. Estos deberán provenir de un origen sostenible, y también deberán poder reciclarse, reutilizarse o eliminarse sin generar un impacto ambiental importante.

En el aspecto de la construcción, ha de tenerse en cuenta la propia actividad de construirla. Que los viajes de transporte de material estén optimizados, que los transportes utilicen combustibles de baja emisión, que a la hora de acceder a la zona elegida para la construcción no se destruya el entorno… ¡Todo es importante!

Eficiencia energética y sostenibilidad

Factores de diseño estructural

A la hora de diseñar la casa ecológica, la eficiencia energética ha de ser tenida en cuenta desde todos los aspectos. En primer lugar, un diseño teniendo en cuenta el aprovechamiento de la luz solar, la orientación de las fachadas, o la ventilación. Una ventilación bien diseñada en nuestro hogar puede suponer evitar pérdidas importantes de calor por fugas de aire, así como ventilar la casa de forma eficiente.

Por otro lado, un correcto aislamiento hace que nuestro edificio esté perfectamente protegido de las condiciones climáticas del exterior, permitiendo una temperatura más constante en el interior y ahorrando así en calefacción o aire acondicionado.

Instalaciones

Finalmente, debemos tener en cuenta también tener instalaciones eficientes. Tanto los electrodomésticos, como la instalación lumínica deben ser de bajo consumo, permitiendo ahorrar grandes cantidades en el día a día. Y tan importante como todo lo anterior es tener una correcta instalación climática. Sistemas de calefacción, aire acondicionado y ACS eficientes pueden suponer grandes ahorros energéticos tanto para la economía del usuario como para el medio ambiente. Sistemas a partir de bomba de calor, calderas de condensación, aire acondicionados inverter… Debemos elegir la opción más sostenible que se adecue a nuestras necesidades.

Energía eléctrica renovable

Por último, en términos de eficiencia energética también hace falta tener en cuenta el aporte eléctrico de las energías renovables, como la fotovoltaica o la mini eólica. Este tipo de energías pueden aportarnos gran cantidad de la energía eléctrica de nuestra demanda diaria. Así, podremos alejarnos del mix energético del país en el que vivamos, que aún hoy en día tiene su origen en medios de producción eléctrica como la energía térmica o la nuclear.

Ejemplos de casas ecológicas en España

En España podemos encontrar algunos ejemplos claros de edificación ecológica. Por ejemplo, las casas GG de Barcelona. Estas edificaciones de madera diseñadas por Albentosa Morell Aqruitectes, tiene un consumo energético casi nulo. También consigue un aporte eléctrico mediante energía fotovoltaica del 88%. Aparte de eso, tal y como hemos comentado, utiliza materiales próximos a la zona, naturales, reciclados y con un impacto ambiental reducido (madera de abeto, celulosa). Esto hace que la casa esté casi totalmente integrada en el entorno natural sin incidir negativamente sobre él.

Otro ejemplo de este tipo de edificios son las casas Bunyesc, en Arobretum, Lleida. Esta edificación está construida con madera prefabricada, y revestida con aislante de lana de oveja y fibra de madera. Cuenta con un patio interior que distribuye el calor, y solo necesita 10kWh/m2. Sus instalaciones se componen de suelo radiante junto a caldera eléctrica y caldera de biomasa para la calefacción y el ACS, y paneles solares fotovoltaicos que aportan un 80% de la demanda de energía eléctrica de la edificación.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de