Publicado el

La calidad del aire y el rendimiento de los trabajadores en la oficina

calidad-aire-oficina

Se denomina aire interior al aire presente en todos los ambientes interiores no industriales, como pueden ser las viviendas o, en el caso que nos compete, las oficinas. Debido a que una persona pasa cerca del 90% del tiempo dentro de estos espacios, las condiciones del aire que allí va a respirar son muy importantes para el bienestar y el confort. De hecho, a continuación, hablaremos de un estudio, realizado por diversos especialistas de las universidades de EE UU, que trata de demostrar que la buena calidad del aire interior está directamente relacionada con la mejora de la capacidad cognitiva de los trabajadores, aumentando su productividad.

El objetivo del estudio

El estudio hace una distinción entre edificios verdes y edificios convencionales. Los primeros los definen como aquellos con buenas condiciones de salud, ventilación y filtración, y los segundos son aquellos que no han tenido en consideración esos aspectos en su diseño. El estudio quiere simular las condiciones de trabajo en los edificios verdes y en los convencionales, para evaluar de qué forma afecta a las funciones cognitivas la calidad del aire.

Método aplicado

El ensayo realizado consistió en que 24 participantes fueran expuestos a condiciones controladas durante 6 días completos de trabajo, desde las 9:00 a las 17:00. En diferentes días fueron expuestos a las diferentes condiciones que habíamos mencionado con anterioridad. Por una parte, las de los edificios convencionales, traducidas como altas concentraciones de compuestos orgánicos volátiles (COVs) y CO2. Y por otro lado, la calidad del aire de los edificios verdes, con buenos sistemas de ventilación y filtración, y por consecuencia bajos niveles de COVs y CO2.

Bajo estas condiciones programadas se buscaba observar la actividad de los trabajadores y sus respuestas cognitivas.

Resultados y conclusiones

Los resultados obtenidos demostraron que bajo las condiciones “verdes”, las puntuaciones cognitivas fueron entre un 61% y un 101% mejores que las de los edificios con concentraciones más elevadas de COVs y CO2.

Por lo tanto, esto vino a demostrar que la calidad del aire es un elemento que se debe tener en cuenta en las empresas. Conseguir unas oficinas cuyas condiciones de ventilación y filtración del aire sea óptimas, y generen un aire salubre, puede ser un objetivo que cumplir para las organizaciones que quieran mejorar el rendimiento de sus trabajadores. Una inversión en mejoras de este tipo puede conllevar, con efecto inmediato, tal y como ha demostrado el estudio, un incremento en la productividad.

A su vez, y tal y como han subrayado los autores del estudio, los hallazgos de este estudio tienen implicaciones de amplio espectro. Con esto quieren decir que, al realizar el proyecto, se buscó imitar los ambientes de trabajo reales, y no casos extremos. Esto hace que los resultados tengan mucho valor a la hora de querer tomar medidas reales para solucionar los problemas de aire interior de mala calidad.

Si quieres conocer más a fondo qué es la calidad del aire interior, y qué factores son importantes a la hora de mejorarlo, te dejamos con este artículo de nuestro blog.

 

 

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de