Publicado el

Hacia la búsqueda de nuevos gases refrigerantes

Cámaras frigoríficas en supermercado

El sector del frío y la refrigeración y su evolución está profundamente condicionado por la normativa europea F-Gas, en la cual se recoge el calendario de reducción paulatina de gases refrigerantes HFC (hidrofluorocarburos) de cara a cumplir con los objetivos europeos para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que como sabemos son los principales responsables del calentamiento global.

Los HFC (hidrofluorocarburos)  son unos gases refrigerantes sintéticos que, aunque cuentan con menor impacto ambiental que sus antecesores, los CFCs, también contribuyen al calentamiento global. Por este motivo, y en aras de reducir el número de emisiones de gases de efecto invernadero, la UE , a través del Reglamento UE 517/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre  gases fluorados de efecto invernadero ,-y por el que se deroga el Reglamento (CE) no 842/2006,-  estableció un calendario por el que se marcan unas fechas para la eliminación gradual de este tipo de refrigerantes.

A continuación te presentamos el calendario de reducción de HFC previsto por el Reglamento de la UE, que supone una conversión a gran escala de tecnologías respetuosas con el clima en nuevos equipos y productos para el año 2030 y una transformación de la economía europea, ya que la reducción de los HFC afecta tanto a productores, importadores, distribuidores, fabricantes, operadores, contratistas como a consumidores. El calendario de reducción de los HFC se mide en emisiones de CO2 equivalente que se asignan a productores e importadores de estos gases, de tal manera que se establecen unos niveles de reducción en porcentajes de 2015 a 2030, de tal manera que se van reduciendo los niveles de forma progresiva.

Calendario de reducción de HFC
Fuente: Ecodes – Manual del Reglamento sobre gases fluorados en la UE: Mantenerse a la vanguardia mientras Europa reduce los HFC

Así, uno de los refrigerantes que se va a haber afectado por esta norma es el R404A, un gas refrigerante sintético muy habitual en instalaciones frigoríficas, ya que la UE establece que a partir de 2020 ya no podrá usarse este refrigerante ni siquiera para realizar las recargas habituales en los equipos que usan este refrigerante de forma habitual.

El sector pues está inmerso en el estudio de nuevos refrigerantes, más ecológicos y con menor potencial de calentamiento, de cara a realizar las sustituciones en los equipos de frío y climatización. En la búsqueda de nuevos refrigerantes alternativos se han creado otras mezclas, R407A, R407F, R442, que son refrigerantes de menor PCA que el R404A, pero que si cuentan con una alta inflamabilidad en aplicaciones de frío negativo, por lo que deben ser manipulados con todas las precauciones. Para otro tipo de aplicaciones, el R134A es un buen candidato a ser el sucesor del R404A. También en el sector doméstico del aire acondicionado, se busca un remplazo para el gas R-22, el gas más habitual en los equipos de aire acondicionado.

También los refrigerantes HFO (hidro-fluoro-olefinas) se barajan como candidatos a sustituir a los refrigerantes HCF, ya que cuentan con bajos valores de PCA/GWP, potencial de calentamiento global , aunque hay que probar su fiabilidad en instalaciones para garantizar plentamente las condiciones de seguridad y eficiencia energética.

La normativa F-gas también establece la prohibición de la práctica totalidad de los HFCs en mobiliario frigorífico y en instalaciones centralizadas de más de 40kW, por lo que no está definido qué tipo de refrigerante se va a usar en tal o cual instalación. Se barajan alternativas, pero no está claro cuáles serán los refrigerantes del futuro ya que como bien apuntan algunos estudios que se están llevando a cabo dentro de sector de la refrigeración, sobre todo los llevados a cabo por fabricantes, no va  a usarse un solo tipo de refrigerante en instalaciones, sino que seguramente se vayan a implementar diferentes tipos de refrigerantes para cada tipo de instalación.

Mientras los fabricantes se encuentran en esa situación de análisis e innovación en la búsqueda de refrigerantes alternativos, el sector del frío y la refrigeración que engloba a fabricantes, distribuidores, comercializadores, instaladores y también a los clientes de estos servicios,..se enfrenta a problemas que todavía no tienen solución.La transición hacia el uso de nuevos refrigerantes no está siendo fácil,..y en un contexto aún por definir, ya se están acusando nuevas problemáticas en el sector: Uso y comercialización ilegal por parte de empresas no autorizadas, comercio  ilegal a través de internet, aumento de los precios de las cuotas impositivas a los gases refrigerantes, escasez de ciertos tipos de refrigerantes para recargas en instalaciones existentes, robos ,…

Sin duda, los próximos años serán decisivos para este sector, un sector de gran importancia en nuestra vida, que permite la conservación y transporte de los alimentos sin romper la cadena de frio, por ejemplo.  A la vez que los agentes de este sector se adaptan a los requerimientos jurídicos para hacer frente a las resoluciones del Parlamento Europeo, también tienen que hacer frente a este tipo de situaciones que enturbian el trabajo y esfuerzo de un sector que trabaja para aumentar la eficiencia energética en las instalaciones y respetando el medio ambiente en todo lo posible.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar de