Publicado el

Bomba de calor para ACS

Bomba de calor para ACSFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

¿Tienes que renovar tu termo eléctrico en un breve plazo de tiempo y quieres información sobre  otro tipo de sistema para la producción de agua caliente sanitaria en el hogar? ¿Estás pensando en un sistema eficiente para la producción de agua caliente? Si es así, te interesara saber que tienes otras alternativas de instalación al termo eléctrico y que una bomba de calor para ACS puede ser la solución que estás buscando.

Una bomba de calor para ACS es una tecnología que se utiliza para la producción de agua caliente sanitaria  y que consigue importantes ahorros energéticos respecto a otros sistemas de acumulación y producción de agua caliente. Su apariencia es similar a la de un termo eléctrico y otra de sus grandes ventajas es la facilidad de instalación, ya que es un sistema compacto que se instala en el interior de la vivienda.

Aerotermia para la producción de ACS

Las bombas de calor para ACS utilizan la energía contenida en el aire (aerotermia) para el calentamiento de agua caliente de tal forma que gran parte de la energía que utilizan es de origen renovable y gratuito, y esta es una de las razones por las que bombas de calor para ACS son una solución eficiente y respetuosa con el medio ambiente para disponer de agua caliente sanitaria en el hogar.

Se calcula que el ahorro energético que consigue una bomba de calor para ACS respecto de un termo es entre el 50- 75%, dependiendo del COP que tenga la bomba de calor, valor que indica el rendimiento energético que consigue y que influye en el consumo energético derivado de este sistema de calefacción.

Cómo funciona una bomba de calor para ACS

La bomba de calor para ACS está formada por un acumulador de agua vertical y una bomba de calor aire-agua en su parte superior. La bomba de calor calienta el agua fría mediante un serpentín condensador en el interior del acumulador. El evaporador toma el aire del exterior o del local donde se instale mediante dos conductos, uno de entrada y otro de salida de aire. También se puede instalar el equipo sin conductos tomando directamente el aire del local donde se instala, pero lo más recomendable es que recoja el aire del exterior, para que se renueve. Utiliza el ciclo termodinámico para el calentamiento de agua y como hemos dicho anteriormente, lo hace a través de la energía aerotérmica.

Cuándo elegir una bomba de calor para producción de agua caliente

No tener acceso al suministro de gas natural o propano en la zona de la vivienda es una razón más que suficiente para decantarse por un sistema más eficiente que no esté sujeto a los cambios en el precio de la electricidad. Aunque la bomba de calor también está conectada  a la red eléctrica, ¾ de la energía que genera, procede de la energía contenida en el aire, por lo que su consumo energético se reduce considerablemente.

Si el edificio es nuevo ten en cuenta que el Código Técnico de la edificación (CTE) recoge la obligatoriedad de instalar en edificios nuevos equipos que usen fuentes de energías renovables, y en este caso, la instalación de una bomba de calor par ACS puede ser también una alternativa a la energía solar térmica, ya que la Directiva Europea 2008-0016 considera como energía renovable unos rendimientos mínimos a partir de 2,5 de SCOP (coeficiente estacional de rendimiento de calefacción) con lo que a partir de esos niveles una bomba de calor se considera como energía renovable y puede ser empleada para cumplir con los requisitos del CTE.

Ventajas de las bombas de calor para ACS

Alta eficiencia energética

Fíjate en el COP de la bomba de calor para ACS. Al emplear la aerotermia para el calentamiento de agua, hay que tener en cuenta que el COP (Coeficiente de eficiencia energética en modo calefacción) nos informa sobre el rendimiento energético del equipo, y para que obtenga un buen rendimiento en todo tipo de condiciones climáticas, el COP de la bomba de calor tiene que ser alto. (La mayoría de los fabricantes de bombas de calor ofrecen equipos con COP mayores de 3, 3,6 e incluso 4.

En zonas con climas muy fríos puede verse reducido el rendimiento energético de la bomba de calor para ACS. Por este motivo, también es conveniente fijarse en otro tipo de características como pueden ser el modo Boost, en el que se incluye una resistencia eléctrica como apoyo al calentamiento de agua caliente, para disponer de agua caliente en todo momento y poder calentarla rápidamente si fuera necesario.

Grandes volúmenes de acumulación

Existen diferentes volúmenes de acumulación de agua caliente. Dependiendo de las necesidades de agua caliente sanitaria optaremos por unos volúmenes u otros. Lo bueno es que encontramos diferentes modelos que se adaptan a las necesidades de agua y consumo de cada vivienda.

Facilidad de instalación

Como hemos mencionado anteriormente, las bombas de calor para ACS son similares estéticamente a los termos eléctricos, por ese motivo se instalan en el interior de la vivienda, en armarios y se recomienda instalarlos cerca del punto de consumo (baño-cocina).

Ahorro energético respecto a un termo eléctrico

El ahorro que se consigue al cambiar de termo eléctrico a bomba de calor para es muy significativo, ya que la bomba de calor para ACS la calienta mediante aerotermia por lo que el ahorro de energía que se produce es una razón muy a tener en cuenta, ya que aunque a priori exista una diferencia de precio considerable entre un termo eléctrico y una bomba de calor para ACS, hay que tener en cuenta que la bomba de calor es un sistema enfocado al ahorro energético y amortizaremos la inversión en un breve plazo de tiempo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *