Publicado el

Baños nórdicos: te contamos todo sobre el estilo nórdico

bano-nordico-diseno

A la hora de hablar de diseño de baños, muchas veces oímos hablar de los baños nórdicos. Pero ¿qué son realmente? ¿en qué consisten los baños nórdicos y qué los hace tan especiales? Si estás pensando en decorar tu baño al estilo nórdico, en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber al respecto. Líneas de diseño, mobiliario, sanitario, distribución de espacios… Todo es importante para dar con el acabado perfecto, y poder presumir de que tu cuarto de baño cuenta con el “sello nórdico”.

Características generales

Quizá los elementos más importantes a la hora de diseñar un baño nórdico sean los espacios ligeros y diáfanos, las líneas sencillas y rectas, los tonos claros y la luz. Esta sencillez en los acabados genera una sensación de orden, comodidad y limpieza, creando a partir de un baño de cualquier tamaño un lugar íntimo y personal. El toque final para redondear un baño nórdico redondo es la presencia de un toque de naturaleza. Los tonos blancos combinan a la perfección con el toque de color verde de alguna pequeña planta decorativa.

Las claves del diseño

Tras analizar a grandes rasgos lo que define este tipo de baños, ahora analizaremos uno a uno los elementos que definen la línea nórdica.

La luz

Tal y como hemos comentado, la presencia de la luz es clave en los baños nórdicos. Para potenciar esto, es muy importante contar con dos elementos. Por un lado, grandes ventanales o ventanas que dejen entrar mucha luminosidad, y por otro, los colores blancos y claros que reflejen la luz.

Las líneas

La geometría de los baños nórdicos es sencilla, con líneas rectas y volúmenes cúbicos bien definidos. Tanto el mobiliario, como las instalaciones y la grifería siguen estas pautas de diseños geométricos y minimalistas. Es claramente una apuesta por el aprovechamiento de los espacios.

Los colores

El color más importante en el diseño de baños nórdico es el blanco, que se puede encontrar en azulejos, mobiliario y demás elementos de decoración. Los colores que combinan muy bien con el blanco predominante son las escalas de grises y el color tierra. Tonos serenos que se pueden romper con un elemento de un color intenso, ya sea verde o rojo, aportando a la estancia un toque moderno. El punto verde de la naturaleza también queda muy bien con el resto de los tonos.

La madera

Si hay un material que no puede faltar, este es la madera. La madera aporta calidez, y puede utilizarse para toalleros, armarios en incluso para recubrir alguna parte del suelo. Las maderas más utilizadas son la de roble y la de pino, de tonos claros y poco porosas, para evitar que la humedad penetre con facilidad.

Los espacios

La división marcada de los espacios en los baños nórdicos tiende a evitarse. Esto quiere decir que se apuesta por un espacio diáfano que tiende a separar las diferentes partes de un baño de forma sutil. Las divisiones tienden a cortar el paso de la luz, y prescindir de ellas genera una sensación muy placentera de amplitud.

El mobiliario y las instalaciones

Finalmente, hablaremos de los elementos físicos que es habitual encontrar en los baños nórdicos. La ducha sin plato con mampara de cristal transparente o las bañeras en tonos blancos son habituales. El inodoro suspendido también es un elemento habitual, y los muebles sin pie anclados a la pared. Esto concuerda con la idea de amplitud que se ha definido anteriormente, y también refuerza la idea de limpieza. Los muebles y los inodoros suspendidos y empotrados facilitan la limpieza del suelo y no acumulan tanta suciedad como los convencionales.

Si te interesa, aquí tienes información de los baños vintage o los radiadores de diseño.

1
Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
el más reciente el más antiguo el más votado
Notificar de
Mayte
Invitado

Muy buenas ideas para decorar el baño con ese estilo.