Publicado el

Aislamiento térmico exterior: ¿qué es y cómo se instala el SATE?

El aislamiento térmico es un factor indispensable para mejorar la eficiencia energética de un edificio. Un aislamiento adecuado significa minimizar las pérdidas de calor en invierno y evitar la entrada del calor en verano, generando un gran ahorro en el consumo de calefacción y aire acondicionado, con su consiguiente ahorro económico. Cuando una vivienda no tiene un buen aislamiento, podemos mejorarlo añadiendo un sistema de aislamiento por el exterior. Por ello, hoy te vamos a contar qué es y cómo se instala el aislamiento térmico por el exterior de la vivienda, así como sus beneficios.

¿Cómo se instala el SATE?

El SATE (o ETICS en inglés) es un sistema para proteger y mejorar la envolvente térmica del edificio. El sistema consiste en la fijación mediante adhesivo, mediante fijación mecánica o mediante una combinación de ambas, de paneles aislantes por los muros exteriores de la vivienda. Después esta capa de aislante es revestida utilizando el mismo mortero para realizar la fijación, generando una capa de aislamiento efectiva. Entre ambas capas es habitual colocar también una malla de fibra de vidrio, que otorga a la estructura una mayor resistencia. Si queréis conocer más información sobre cómo se instala, podéis visitar este artículo.

Ventajas del SATE

Una de las ventajas más importantes que obtiene la vivienda a grandes rasgos es la mejora global de su eficiencia energética. Esto mejora la etiqueta energética del inmueble, revalorizándolo y contribuyendo a que España alcance los objetivos de eficiencia energética europeos. Pero en el caso de las ventajas, es mejor que os hablemos de ellas de forma individual.

Evita puentes térmicos

Los puentes térmicos son puntos de la fachada a través de los cuales el calor fluye con mayor facilidad. Pueden darse por diversos motivos, como por ejemplo un fallo en la construcción. En esos puntos débiles, como juntas o esquinas, se pueden originar condensaciones o moho. Reforzando la fachada con un aislamiento exterior se evitan este tipo de puentes nocivos para el confort de la vivienda.

Sistema transpirable y estanco

El SATE es un sistema que es transpirable, evitando las condensaciones de vapor que generan humedades. Pero, a su vez, también asegura que nuestra fachada va a estar protegida de la lluvia y va a ser estanca.

Boton-pide-presupuesto

Protección de los materiales

En ocasiones, las variaciones de temperatura pueden afectar a los materiales que conforman la vivienda. Las oscilaciones térmicas pueden generar contratiempos como grietas. El SATE minimiza estas oscilaciones, ya que mantiene la estructura de la casa a una temperatura más constante a lo largo de todo el año.

Ahorro

Como hemos comentado al inicio del artículo, un correcto aislamiento térmico conlleva evitar pérdidas de calor en invierno y entradas de calor indeseadas en verano. Esto hace que tengamos que conectar menos nuestros equipos de climatización, ya sean calderas, bombas de calor o aires acondicionados. Un menor consumo de estos equipos trae consigo un ahorro económico, debido a la electricidad o combustible que evitamos utilizar para obtener una temperatura adecuada.

Medio Ambiente

Un descenso en el consumo, tanto en electricidad como en combustibles de cualquier tipo, tiene un impacto positivo para el planeta. Con el SATE se consigue que los sistemas de climatización emitan menos gases contaminantes y de efecto invernadero, ya sean de forma directa o indirecta (en el caso de la electricidad), ayudando a conseguir un modo de vida más sostenible asegurando el confort.

1
Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
el más reciente el más antiguo el más votado
Notificar de
Fransat
Invitado

Una información interesante y muy a tener en cuenta, gracias