Publicado el 29/07/2020

Acumuladores de calor eléctricos: calefacción a precio reducido

¿Qué son los acumuladores de calor?

Un acumulador de calor eléctrico es un equipo que trasforma la energía eléctrica en energía térmica a un bajo coste económico.  El funcionamiento de estos equipos se basa en almacenar el calor en su interior durante la noche o en los horarios de tarifa reducida para después descargarlo a lo largo del día. De esta forma, se permite al usuario el máximo aprovechamiento de las tarifas eléctricas con Discriminación Horaria (DH), pudiendo, gracias a la programación de los equipos, consumir energía eléctrica más barata y utilizarla en forma de calor en los momentos en los que la tarifa es más costosa.

Por lo tanto este sistema se traduce a un interesante ahorro energético y económico para el consumidor de calefacción eléctrica, sobre todo para aquellas viviendas donde requieran de calefacción durante más de 5 horas al día.

¿Qué partes componen un acumulador?

  • Acumulador: son los ladrillos refractarios que retienen el calor para su uso durante el día. Estos ladrillos pueden alcanzar temperaturas de entre 600 a 700 °C.
  • Resistencias eléctricas: se encargan de calentar el núcleo acumulador de forma uniforme para que no haya unas zonas más calientes que otras.
  • Aislamiento térmico: por un lado, se utiliza para conservar el calor almacenado por el acumulador, pero también limita la temperatura del aparato los 90 °C, el máximo permitido por el Código Técnico de Edificación (CTE).
  • Sistema de seguridad: controla todo error posible, imprescindible en el caso de que algo pueda fallar en el acumulador de calor
  • Limitador térmico: o termostato, sirve para controlar la temperatura que llega a la vivienda desde el acumulador.

 ¿Cómo funcionan los acumuladores de calor?

Los acumuladores de calor funcionan mediante resistencias eléctricas que calientan un núcleo acumulador formado por bloques cerámicos, los cuales almacenan el calor producido, liberándolo progresivamente durante las próximas horas. Generalmente almacenan el calor durante la noche y los de descarga por el día, que es cuando las viviendas o las estancias tienen una demanda mayor de calor. Una vez encendidos los acumuladores de calor eléctricos se encargarán de ir emitiéndolo al exterior de manera gradual.

La programación de los acumuladores suele estar centralizada, ya sea por un termostato en nuestra vivienda o por uno centralizado para todo el edificio. De esta forma podemos adecuar su funcionamiento a la tarifa horaria contratada.

Acumuladores de calor estáticos o acumuladores de calor dinámicos

Hay dos tipos de acumuladores de calor eléctricos que los consumidores pueden utilizar en sus viviendas:

Estáticos

Es el acumulador de calor más sencillo del mercado. Libera la energía calorífica de manera natural, por lo que que tan sólo el 25% del calor descargado es controlado por el usuario.  Los acumuladores de calor estáticos utilizan unas pequeñas trampas que evitan el paso del aire a través de los acumuladores y para evitar que la cargase enfríe.

Los acumuladores de calor estáticos se recomiendan para lugares habitados permanentemente, ya que ofrecen una temperatura de confort constante.

Dinámicos

Su aislamiento es mucho más eficaz que en el caso de los estáticos. En este caso la transmisión de energía se hace mediante una turbina que se encarga de impulsar el aire por el núcleo de acumulación, reduciendo así la pérdida por radiación hasta un 20%. Aquí el 80% de la descarga puede ser controlada, por lo tanto, se puede gestionar la temperatura de distintas áreas a través de termostatos ubicados al interior y al exterior del aparato.

¿Cuánto consumen los acumuladores de calor?

Los acumuladores de calor eléctricos se caracterizan por ser de un coste reducidos debido a las tarifas energéticas nocturnas. Para ahorrar lo máximo posible mediante los acumuladores de calor se aconseja:

  • Contrata la discriminación horaria: Así te beneficiarás de un precio eléctrico más barato en determinadas horas del día.  La discriminación horaria, antes conocida como tarifa nocturna, es una variedad de tarifa eléctrica que distingue diferentes horarios de tarificación, ofreciendo un precio del kWh más barato durante la noche y a primera hora de la mañana y más elevado durante las horas diurnas.
  • Programa el sistema de calor en las horas valle: Las horas valle son aquellas en las que el consumo eléctrico es más barato. Durante el invierno debería de funcionar de 22h a 12h y durante el verano de 23h a 13h
  • Elige los acumuladores dinámicos: Mediante este tipo de acumulador no hay que realizar un desembolso tan elevado. Como ya hemos explicado anteriormente, estos pueden ser controlados a través de un termostato, así lograremos regular la temperatura para que esta no se eleve demasiado.

Ventajas de los acumuladores de calor eléctricos

  • Instalación sencilla: no requiere obras.
  • Bajo mantenimiento: Comparado con el gas natural, apenas tiene mantenimiento y el sistema de gas todos los años tiene que pasar revisión. Además, evitas pagar un fijo de gas mensual, solo te quedas con la factura de electricidad.
  • Solución limpia y segura: No tienen llama, no hay combustión, ni humo o chimenea.

Desventajas de los acumuladores de calor eléctricos

  • La carga debe realizarse con antelación: Si el cliente dispone de una tarifa con discriminación horaria, la recarga deberá hacerse por la noche
  • Precio elevado de cada aparato además de grandes diferencias entre modelos en el mercado.
  • Hay un menor control sobre la descarga de calor, dependiendo del tipo de acumulador.
  • La instalación eléctrica de inmuebles antiguos suele necesitar una reforma casi total.

Radiadores acumuladores eléctricos hoy en día

El mundo de los radiadores por acumulación de calor ha dado grandes saltos en innovación en los últimos años y hoy en día podemos encontrar acumuladores de calor que autorregulan su carga de forma automática cada día, proporcionando un mayor confort al usuario e importantes ahorros con respecto a los acumuladores manuales tradicionales. Además, los actuales acumuladores ya incorporan reloj programador integrado. Este tipo de acumuladores incluso se pueden gestionar por control remoto vía wifi.

Suscribirse
Notificar de
guest

Consultar información básica sobre protección de datos aquí

1 Comentario
el más reciente
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Eduard
15/08/2020 09:54

Otra forma de ahorrar y tener agua fría en casa siempre es invertir un poco en un dispensador de agua, al principio te parecerá una tontería, pero con el paso del tiempo verás que ha sido una buena inversión.