Publicado el

Consejos para ahorrar energía en tu instalación de calefacción

Consejos para ahorrar energía en tu instalación de calefacciónFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Los equipos de calefacción de los que disponemos en el hogar suelen resultar ineficientes desde el punto de vista energético: consumen mucha energía y en muchas ocasiones carecemos de elementos de regulación y control que nos permitan hacer un mejor uso de la instalación y, por ende, ahorrar en calefacción.

Calderas, radiadores, integrar algún tipo de energías renovables, instalar un suelo radiante para mayor confort en la vivienda pueden ser algunas de las soluciones a tener en cuenta que nos ayudarán a ahorrar energía y a reducir la factura destinada a la calefacción, que en estos meses se ve incrementada. En cada caso, habrá que valorar qué sistema hay que renovar o si se requiere una renovación completa de la instalación de calefacción.

Ahorrar energía siguiendo estos consejos te ayudará a reducir la factura

Decántate por equipos eficientes

Una renovación de los equipos de calefacción por otros más eficientes puede suponer gran ahorro de energía. En el caso de las calderas, uno de los sistemas más utilizados en los hogares españoles para calefacción y agua caliente, se recomienda el uso de calderas de baja temperatura y calderas de condensación porque aportan mayor eficiencia energética y son menos contaminantes.

Para decantarte por una solución de calefacción eficiente, ten en cuenta la clasificación energética del producto, que esta sea de tipo A+++ y presta especial atención a los detalles sobre su consumo energético.

También hay que tener en cuenta las emisiones contaminantes y decantarse por una solución que tenga mejor comportamiento medioambiental. Instalar una bomba de calor aerotérmica, que aunque conectada a la red eléctrica, utiliza una fuente de energía renovable como es el aire, es una opción que obtiene muy buen rendimiento energético, ya que por cada kilowatio eléctrico consumido la bomba de calor genera 4 kilowatios más de energía calorífica. La bomba de calor es una opción a tener muy en cuenta puesto que permite cubrir las necesidades de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente de una vivienda y reduce el número de emisiones de CO2 a la atmósfera.

No te olvides del aislamiento

El aislamiento es un aspecto clave para que el calor no es escape de la vivienda. Mejorar la envolvente térmica y eliminar los puentes térmicos así como realizar cambios en ventanas, cubiertas,…reporta ahorros de energía. Al reducirse el nivel de demanda de energía también se reduce la factura energética destinada a la calefacción.
Eso sí, si realizas alguna mejora, es posible que haya que volver a ajustar la potencia a la que trabajan los equipos porque las necesidades de calefacción también serán menores. Si tienes dudas, consulta con un profesional.

Controla y regula

Contar con sistemas de control y regulación cuenta siempre es ventajoso, ya que ayuda a no derrochar energía. La programación de horarios, ajustes de temperatura, regulación por zonas mediante termostatos, cronotermostatos o válvulas termostáticas en el caso de los radiadores, pueden proporcionar ahorros de hasta un 30% y ayudarnos a hacer un uso más eficiente de la energía.
Estos sistemas permiten que la regulación de la calefacción cada vez sea más sencilla ya que los termostatos digitales cada vez incorporan más funcionalidades y permiten programar los horarios de encendido y apagado de la calefacción desde cualquier lugar a través de una aplicación de móvil, lo que repercute en una mayor comodidad para el usuario pero también en no malgastar energía ni en hábitos ineficientes como dejar la calefacción puesta para no perder temperatura.

Valora integrar algún tipo de energía renovable

La integración de energías renovables con un equipo de calefacción contribuye al ahorro de energía, y en el caso de utilizarse como apoyo a la producción de agua caliente puede generar un ahorro de energía respecto al sistema anterior de hasta un 70%.Paneles solares térmicos, bombas de calor, biomasa,…pueden ser algunas de las opciones a tener en cuenta a la hora para ahorrar energía en el conjunto de la instalación.

Combina tecnologías

Como explicábamos anteriormente, la diversificación tecnológica en el hogar es una de las mejores opciones no solo para reducir el consumo y la factura energética, sino también para cuidar el medio ambiente y reducir las emisiones.

La combinación de calderas, controladores y sistemas solares, adaptadas a la normativa europea y clasificación A+++ ofrecen una oportunidad para el ahorro en calefacción y consumo de agua caliente.

Esperamos que sigas nuestros consejos y te sirvan para ahorrar en calefacción,

Artículo patrocinado por:

Junkers

 

 

 

www.junkers.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Junkers Campaña Calderas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *