Publicado el

Aislamiento térmico de paredes

(1 votos, media: 5,00)
Cargando…
Aislamiento térmico paredesFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Si estás pensado en acometer una obra para mejorar el aislamiento térmico en tu vivienda seguramente estarás decidiendo qué sistema o método de aislamiento te conviene usar. A decir verdad, existen múltiples soluciones adaptadas a cada una de las necesidades de aislamiento que tengamos en nuestra vivienda: techos, suelos, paredes,..

Una de las reformas más comunes es la de aislar térmicamente las paredes, ya que es una obra sencilla y rápida que no requiere de grandes obras ni del permiso de la comunidad ya que es una obra que realizamos dentro de la vivienda y con la que además, conseguimos aislar térmicamente la vivienda desde el interior con el exterior.

Si pudiéramos ver con una imagen térmica, a través de una termografía, la fachada de nuestra vivienda, veríamos las zonas frías por donde se escapa el calor de nuestras casas, por lo que, en viviendas con una antigüedad mayor a 20 años es común encontrar grandes deficiencias y perdidas de calor a través de las fachadas y ventanas. Si en tu comunidad la rehabilitación energética del edificio se está haciendo esperar, es muy costosa,…te presentamos las  ventajas de realizar el aislamiento térmico de paredes en una vivienda.

Termografía
Imágen térmica de un bloque de viviendas. Termografía.

Ventajas del aislamiento térmico de paredes

Ahorro energético

En primer lugar, la inversión que supone acometer este tipo de reforma en el hogar supone reducir el gasto derivado a la factura energética. El consumo de calefacción y/o aire acondicionado se ve directamente recortado por la mejora del aislamiento.

¡Buenas noticias! Pagarás menos en calefacción por el simple hecho de no tener que recurrir tanto a ella durante el invierno. Se calcula que puede llegar a reducirse el uso de los sistemas de climatización en un 50% y dependiendo de los sistemas de climatización, el tipo de vivienda, etc,…la factura reducirá en mayor o menor medida, pero aislar, definitivamente, contribuye al ahorro de energía.

La gran parte de las personas que han realizado este tipo de obra en su vivienda comentan que casi no encienden la calefacción, por tanto, menor consumo igual a menor gasto.

Confort térmico y salud

Realizar una obra de aislamiento permitirá conservar mejor la energía generada en la vivienda e influirá directamente en la confortabilidad y en algunos casos, incluso mejorará la habitabilidad de la vivienda. Las condiciones térmicas que tenemos en una vivienda son importantes de cara al confort térmico y a la salud. Por tanto, temperaturas de calefacción y niveles de humedad a tener en cuenta.

Además, al aislar la vivienda también se reduce el nivel de humedad en la vivienda. En este caso, habrá que estudiar si se producen humedades por condensación en la vivienda y establecer la mejor solución para combatirla.

Aislamiento térmico y acústico

El aislamiento térmico, por las características de los materiales aislantes que se utilizan tienen propiedades tanto de aislamiento térmico como acústico, por lo que acometer esta obra ayudará a aislar la vivienda de los ruidos del exterior: tráfico, ruido de la calle, etc,.. mejorando notablemente el confort acústico en la vivienda.

Obra rápida

Normalmente, el aislamiento térmico de las paredes interiores de la vivienda es una obra relativamente sencilla y fácil de aplicar por lo que el técnico o técnicos que la realicen tendrán lista tu vivienda en a los sumo dos días. No es necesario marcharse de la vivienda ni someterse a interminables obras, ni suciedad, el trabajo estará listo antes de lo que imaginas y tu vivienda también.

¿Qué materiales usar como aislantes térmicos en las paredes?

Los tipos de actuaciones varían de unas empresas a otras, pero normalmente se realiza un estudio previo para analizar el estado de la fachada, de las cámaras de aire, puentes térmicos. Puede utilizarse la termografía para ver los puntos de escape del calor por las paredes,…y tras esa fase de estudio previa se determina qué tipo de método y  material aislante es el que mejor se adapta a las necesidades de la vivienda. O incluso hay empresas especializadas en diferentes métodos de aislamiento: instalación de paneles aislantes, inyección de aislantes (ecológicos o sintéticos) en las cámaras de aire de la fachada, anclados o fijados a la fachada por el interior,..

Métodos de aislamiento térmico de paredes

Tabiquería

Una de los métodos para aislar por el interior es la fijación de paneles de lana mineral o de lana de vidrio. De esta manera se establece desde el interior una especie de capas que recubren y aíslan la fachada desde el interior de la vivienda. La fibra de vidrio y la lana mineral son dos materiales con muchos usos y aplicaciones en el sector del aislamiento, que bien pueden usarse desde el interior o el exterior y que confieren una especie de abrigo a las paredes por sus propiedades aislantes térmicas y acústicas.

Instalación de paneles aislantes

También para aislar térmicamente las paredes se suele recurrir a la instalación de paneles, fijados a la pared y recubiertos posteriormente con placas de yeso o con otro tipo de revestimiento. Los materiales pueden ser de tipo sintético: paneles de poliestireno expandido, pladur, o  de tipo ecológico como el corcho. Lanas minerales o de vidrio también son una de las soluciones más extendidas.

Inyección de aislante

Si es posible, se suele ver el estado de las cámaras de aire de la fachada y en ese caso, recurrir a una inyección de aislante que rellene esos huecos que se crean en la fachada y por los que se escapa el calor/frío. Los técnicos especialistas inyectan el material elegido en el interior de la cámara de aire de las paredes. Para ello, se  taladra la pared y se realizan una serie de orificios separados cada 50 cm para poder insertar la pistola de inyección e ir rellenando la fachada desde el interior de la vivienda.

En esta caso, influye mucho el grosor de las cámaras de aire, cuánto más grandes sean éstas más cantidad de material aislante se rellenará en las cámaras y por tanto, aumentará el grado de aislamiento. Al inyectarse el aislante térmico en la fachada, ésta se rellena y conserva mejor el calor/frio dentro de la vivienda, evitando que se escape y pierda la energía generada.

Los materiales en este caso también varían. Elegiremos normalmente entre aislantes de tipo ecológico o sintético, los materiales aislantes que más se suelen utilizar en este tipo de actuaciones son espumas de poliuretano, de poliestireno extruido, el corcho triturado, la celulosa,..

Sin duda, y como hemos comentado anteriormente, una de las principales ventajas de reforzar el aislamiento térmico de las paredes de tu hogar es, además del confort, el ahorro energético, que se calcula, que en función de las características de la vivienda, puede incrementarse el ahorro entre un 30 y un 80 % de ahorro de energía.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *